All news
|
Print
26 marzo 2014

Primera herramienta de aprendizaje en línea para prevenir el comercio ilegal de productos químicos y desechos peligrosos

LYON (Francia)– INTERPOL y la Secretaría de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo han lanzado el primer módulo de aprendizaje en línea destinado a ayudar a los funcionarios encargados de la aplicación de la ley a detectar y prevenir el comercio ilegal de productos químicos y desechos peligrosos.

Habida cuenta de que cada año se transportan en todo el mundo alrededor de 10 millones de toneladas de desechos peligrosos y de otro tipo, esta herramienta de formación en línea tiene por objetivo promover un mejor conocimiento y comprensión de los tres tratados mundiales que contribuyen a la gestión, producción, transporte, uso y eliminación de productos químicos y desechos peligrosos en condiciones de seguridad.

“El comercio internacional legal de productos químicos representa una parte considerable de la economía mundial, pero es esencial que este comercio sea sometido a un control eficaz”, declaró David Higgins, jefe de la unidad de seguridad medioambiental de INTERPOL. “Esta herramienta de aprendizaje dotará a los funcionarios de las fuerzas del orden de las capacidades específicas que requieren para contribuir a la gestión segura y ambientalmente racional de las sustancias peligrosas”.

“La protección de la salud humana y el medio ambiente frente a las amenazas que representan los productos químicos y los desechos peligrosos constituye un ámbito de importancia creciente para los funcionarios de las fuerzas del orden. Esta herramienta les ayudará a ejercer sus responsabilidades para proteger a sus países, sus ciudadanos y a todo el planeta”, señaló Jim Willis, Secretario Ejecutivo de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo.

Entre los elementos principales del módulo de aprendizaje en línea figuran explicaciones sobre cómo detectar visualmente los productos químicos y los desechos peligrosos a través de, por ejemplo, el aspecto exterior de un contenedor, etiquetas, códigos y nombres; y sobre el equipo de protección personal necesario para efectuar inspecciones.

Asimismo, contiene indicaciones sobre cómo detectar posibles casos de comercio y tráfico ilegal y cómo tratarlos, y sobre la importancia de fomentar la cooperación con diversos organismos de ámbito nacional e internacional.

El módulo, que está disponible en árabe, inglés, francés y español, comprende siete secciones: los fundamentos de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo; los procedimientos de importación y exportación con arreglo a estos convenios; el control del comercio internacional; la detección, la clasificación y cuestiones relativas a la seguridad; actuaciones en caso de presunción o confirmación de comercio o tráfico ilícito; cooperación; y evaluación final.

La herramienta de aprendizaje en línea, creada con el apoyo financiero de la Unión Europea, está disponible en el sitio web de INTERPOL, así como en los de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo.