Back
|
Print

I-Checkit

Para su seguridad

Gracias al uso de documentos de viaje robados, los delincuentes pueden ocultar su identidad, cruzar fronteras y acceder a servicios esenciales con miras a perpetrar actividades ilegales y sustraerse a la acción de la justicia. Por consiguiente, las nuevas medidas introducidas para detectar el uso ilegal de documentos de viaje robados son esenciales para la prevención de la delincuencia a escala mundial.

El sistema I-Checkit ayuda a descubrir a los delincuentes que utilizan documentos de viaje cuyo robo o pérdida ha sido denunciado, a fin de acceder a servicios comerciales como la compra de billetes de avión, la apertura de cuentas bancarias o el registro en hoteles.

Colaboración con el sector privado

El sistema I-Checkit permite a las empresas de sectores como el transporte, la banca y el turismo, transmitir datos sobre pasaportes para su cotejo con la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos.

Una coincidencia con la información contenida en la base de datos genera una alerta, lo que pone en marcha la correspondiente investigación. A continuación se envían sendos avisos a la Secretaría General de INTERPOL, las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en los países interesados, y a otros organismos nacionales pertinentes encargados de la aplicación de la ley.

En algunos casos, este procedimiento de verificación altamente protegido alertará a los equipos de seguridad de las empresas afectadas del uso fraudulento de documentos de viaje, sin revelar datos personales.

La puesta en marcha del sistema I-Checkit ha comenzado con una fase de prueba a pequeña escala, a la que sucederá una fase piloto controlada en la que participará un número creciente de colaboradores del sector privado.

Estimular las capacidades de investigación

En virtud de su sistema de alerta en tiempo real, el programa de control I-Checkit se convertirá en una inestimable herramienta de investigación y prevención.

Asimismo, gracias a este programa se obtendrá por primera vez información sobre unas actividades delictivas que, por lo general, se llevan a cabo fuera del alcance de las fuerzas del orden. De este modo se mejorarán las capacidades de investigación a escala mundial y será posible detener a los delincuentes antes de que actúen.

Esta herramienta no solo reduce el uso ilícito de documentos de viaje, sino que además proporciona a la comunidad de las fuerzas del orden información crucial sobre otros delitos que quedan ocultos tras la usurpación de identidad.