Back
|
Print

Piratería marítima

En los últimos años han aumentado significativamente los ataques piratas contra barcos, en particular en el Golfo de Adén, la cuenca de Somalia y el Océano Índico. Este tipo de sucesos afecta a amplias zonas marítimas, por lo que resulta difícil prevenirlos.

La piratería marítima afecta a las principales rutas de navegación y pone en peligro las vidas de marineros y marinos mercantes provenientes de todas las partes del mundo, centenares de los cuales son secuestrados cada año.

Los piratas reciben rescates de millones de dólares, que presuntamente se reparten entre ellos mismos, sus cabecillas y las personas que financian las operaciones. La información disponible indica que actualmente parte del dinero se reinvierte en el extranjero a través de emigrantes somalíes.

El rastreo de los flujos financieros de los rescates es uno de los principales retos que afrontan los organismos encargados de la aplicación de la ley.

La respuesta de INTERPOL

En estrecha colaboración con la comunidad internacional, el Grupo Especializado de INTERPOL sobre Piratería Marítima se centra en tres áreas principales para combatir este tipo de delincuencia:

Mejorar la recopilación de pruebas

El entorno marítimo plantea problemas especiales para la recopilación de pruebas. INTERPOL proporciona asesoramiento, formación y equipos a sus países miembros de todo el mundo, a fin de mejorar la cantidad y la calidad de los datos recogidos, y garantizar su adecuada conservación y análisis.

Actualmente INTERPOL está elaborando una base de datos mundial sobre piratería marítima, gracias a la cual pronto estará en condiciones de mejorar el análisis de las redes de piratería y ayudar a los países miembros a identificar y detener a personas destacadas de la piratería marítima somalí (es decir, quienes dirigen y financian los ataques), así como a localizar sus activos.

Facilitar el intercambio de datos

Un único caso de piratería a menudo afecta a varias naciones. Es posible que los buques tengan pabellón, armador y fletador de países diferentes y que sus tripulaciones sean multinacionales. Los piratas y la marina de guerra que los captura también pueden ser de países distintos del que desea investigar el caso y enjuiciar a los delincuentes. Por este motivo, resulta crucial el intercambio de información entre las autoridades militares, policiales y judiciales de los distintos países implicados.

Nuestro sistema mundial de comunicación policial protegida, conocido como  I-24/7, y nuestro sistema de  notificaciones son esenciales para el intercambio de datos y la detención de los presuntos piratas.

Capacitación a escala regional

Casi todos los procesos penales por piratería marítima se llevan a cabo en países de África o de Asia. Por consiguiente, nos dedicamos a potenciar las capacidades de las unidades de investigación policial a escala regional. Proporcionando formación y equipos especializados antes de los juicios, podemos aumentar las posibilidades de que se condene a los delincuentes.

Colaboración

Dado el alcance y la naturaleza de la piratería marítima, la colaboración internacional e intersectorial es esencial para prevenir, investigar y perseguir estos delitos. Por esta razón, cooperamos con las siguientes organizaciones internacionales:

Asimismo, colaboramos estrechamente con varias organizaciones militares y empresas del sector privado.

Patrick Mutua Ndunda, Criminal Identification Bureau - Kenya

Temas de interés

News