All news
|
Print
04 agosto 2014

INTERPOL apoya una operación para echar el freno al tráfico de automóviles robados

ALGECIRAS (España) – En una operación contra el tráfico de vehículos robados realizada en España con apoyo de INTERPOL, la Policía Nacional ha intervenido cerca de 20 automóviles y ha detenido a 15 personas.

La denominada operación PASO DEL ESTRECHO ha tenido lugar entre el 28 de julio y el 1 de agosto en el puerto de Algeciras, situado en el sur de España, por donde es sabido que las redes de delincuencia organizada hacen transitar automóviles robados en toda Europa para hacerlos llegar al norte de África.

Con la ayuda de la unidad de INTERPOL dedicada a los vehículos robados, la policía ha efectuado controles en los ferris que salían del puerto para dirigirse a Marruecos y ha comprobado los datos de unos 5 000 vehículos, cotejándolos con la base de datos de INTERPOL sobre vehículos robados.

INTERPOL ha coordinado asimismo el envío de 28 especialistas procedentes de 7 países para colaborar en la operación. Todos ellos forman parte del Grupo de INTERPOL Especializado en Vehículos Robados, integrado por policías e investigadores del sector privado que ayudan a los países miembros en las operaciones que realizan contra el robo y el tráfico de automóviles.

La base de datos de INTERPOL sobre vehículos robados contiene más de 7 millones de registros aportados por 128 países miembros. En 2013 los países hicieron más de 125 millones de búsquedas en ella, lo que dio lugar a 117 000 resultados positivos.

“La operación PASO DEL ESTRECHO ha sido muy importante no solo porque nos ha llevado a descubrir y recuperar vehículos robados en España y en otros países europeos: gracias a ella hemos conseguido también una información esencial que nos va a permitir seguir investigando a los grupos de delincuencia organizada dedicados al tráfico ilícito de automóviles”, declaró Ángel Arroyo Morales, jefe del Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos de la Brigada Central de Crimen Organizado del Cuerpo Nacional de Policía.

“No cabe duda de que gracias a la estrecha cooperación entre INTERPOL y las policías de Europa y otros continentes seguiremos recuperando aún más automóviles, que de este modo no podrán ser empleados para cometer otros delitos”, concluyó.

A raíz de la operación fueron detenidas además 15 personas, entre ellas un ucranio y dos españoles que eran objeto de una importante investigación de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Policía Nacional. Se sospecha que son los cerebros de una amplísima red dedicada a transportar automóviles de lujo robados entre España y Ucrania, pasando por Polonia y Moldova.

El carácter transnacional de este delito queda demostrado por la procedencia de los vehículos aprehendidos, que habían sido robados en distintos países europeos como Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos y Suecia.

“El tráfico ilícito de automóviles robados es un delito que no conoce fronteras. Por lo tanto, la única manera de hacer frente a las bandas organizadas que se dedican a esta actividad es emprender acciones conjuntas coordinadas, como ha dejado patente esta fructífera operación”, declaró el Director de Delincuencia Organizada y Análisis de INTERPOL, Glyn Lewis.

La policía española lleva a cabo todos los años una operación PASO DEL ESTRECHO en el puerto de Algeciras -que es una de las principales vías para acceder a África desde Europa, y por la que pasan anualmente unos 4,8 millones de personas y 1,3 millones de vehículos-, para impedir que los automóviles robados salgan del país y para descubrir a los grupos delictivos que organizan este tráfico, y desbaratarlos.

Destacar los vínculos entre la delincuencia organizada y el tráfico de vehículos robados, que a menudo son utilizados para cometer otros delitos graves, es uno de los objetivos esenciales de la campaña mundial de INTERPOL Turn Back Crime (Acabemos con la delincuencia).

Esta campaña tiene por finalidad dar a conocer estos vínculos escondidos, y los efectos muy reales que estos delitos pueden tener en la vida diaria de los ciudadanos.