All news
|
Print
25 julio 2014

Operación contra el comercio de madera ilegal en el Perú con el apoyo de INTERPOL y la OMA

La tala ilegal cuesta anualmente al país 250 millones de USD


LYON (Francia) – INTERPOL y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) han prestado su apoyo a una operación contra los grupos delictivos implicados en el comercio de madera ilegal en el Perú, que ha llevado al decomiso de madera bruta y trabajada valorada en 20,6 millones de dólares estadounidenses (USD).

Entre marzo y mayo de 2014 se llevó a cabo la operación AMAZONAS, dirigida conjuntamente por la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) del Perú, INTERPOL y la OMA. En ella participaron organismos policiales y aduaneros de Brasil, China, República Dominicana, México y Perú, además de las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en Brasil y Perú, y las Oficinas Regionales de Argentina y El Salvador.

Los agentes participantes en la operación efectuaron el seguimiento de cargamentos de madera que salían del Perú por distintos puertos y por la frontera terrestre con Brasil, y procedieron a inspecciones e intercambios de inteligencia. Se calcula que se decomisaron más de 15 000 m3 de madera, cantidad suficiente como para llenar aproximadamente seis piscinas olímpicas.

También se decomisaron dos embarcaciones en las que se pretendía transportar madera ilícita, y una máquina empleada en actividades ilegales de serrería.

“El comercio de madera ilegal contribuye a la desforestación, y con ello al recalentamiento de la Tierra. Las fuerzas del orden deben actuar contra este pernicioso contrabando para limitar la degradación del medio ambiente, y deben hacerlo ya", afirmó el Secretario General de la OMA, Kunio Mikuriya.

Y añadió: “Felicito a las Aduanas peruanas por haber dirigido la operación AMAZONAS y a todos los participantes, entre los que se encuentran INTERPOL, OSINFOR (el organismo forestal peruano) y las administraciones de aduanas de Brasil, China, México y República Dominicana”.

La operación AMAZONAS, en la que INTERPOL y la OMA han colaborado por primera vez para luchar contra los delitos forestales, se inició después de que la SUNAT reuniera inteligencia que revelaba la implicación de redes delictivas organizadas en la tala ilegal, en la venta y el empleo de permisos fraudulentos para vender madera de origen ilícito, y en el etiquetado incorrecto de exportaciones de madera.

“Trabajando en la operación AMAZONAS los organismos policiales y de aduanas de Latinoamérica y otras regiones han demostrado su voluntad de proteger los bosques del mundo y de impedir que los grupos delictivos saquen provecho de nuestros recurso naturales”, afirmó el Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL, Jean-Michel Louboutin.

INTERPOL participó en esta operación a través del proyecto LEAF, llevado por su unidad de seguridad medioambiental, que es una iniciativa conjunta dirigida por INTERPOL y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que cuenta con apoyo económico de la agencia noruega de cooperación para el desarrollo. Mediante este proyecto se ayuda a los países a hacer frente a la tala ilegal y otros delitos forestales.

“Esta operación ha dado buenos resultados, pero las fuerzas del orden siguen teniendo mucho trabajo por delante para proseguir las investigaciones y descubrir a las redes delictivas implicadas en el comercio de madera ilegal”, señaló David Higgins, jefe de la unidad de INTERPOL de seguridad medioambiental.

“Poner fin a la tala ilegal y otros delitos forestales exige una respuesta mundial coordinada; INTERPOL congratula al Perú por dirigir la batalla”, añadió Higgins.

Las autoridades peruanas calculan que la tala ilegal representa entre el 40% y el 60" de la producción total de madera del país. Se estima que las pérdidas producidas por esta actividad delictiva ascienden anualmente a más de 250 millones de USD, 1,5 veces el valor del sector maderero legal del Perú.
 
“Esta operación nos ha abierto los ojos en cuanto al modo en que los grupos delictivos exportan madera del Perú con documentación poco fiable”, declaró Gustavo Romero, Intendente de Control Aduanero de la SUNAT.

“Trabajar en colaboración con INTERPOL y otros organismos a escala nacional e internacional nos ha permitido obtener resultados positivos, y nos ayudará a luchar mejor contra las organizaciones delictivas dedicadas al negocio de la madera ilegal”, concluyó.

En la operación también se realizaron actividades de concienciación de los ciudadanos y de la comunidad de las fuerzas del orden, para hacerles comprender el peligro que suponen los delitos forestales y las redes criminales implicadas en ellos, que emplean los beneficios obtenidos con la tala ilegal para financiar otros delitos graves. Una mayor comprensión de los vínculos a menudo ocultos entre distintos tipos de delitos es también un aspecto esencial de la campaña mundial de INTERPOL Turn Back Crime (Acabemos con la delincuencia).