All news
|
Print
18 junio 2014

INTERPOL responde a las necesidades de su personal en el momento en que comienza una nueva etapa de su evolución

LYON (Francia) – Con el fin de responder mejor a las necesidades de su personal y satisfacerlas, INTERPOL ha llevado a cabo una encuesta de satisfacción para determinar los ámbitos que podrían mejorarse en estos momentos en que se dirige hacia una nueva etapa de su evolución.
 
Ante la próxima apertura en Singapur del nuevo Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación, que tendrá lugar en septiembre, y la elección del próximo Secretario General por parte de la Asamblea General, que se celebrará en noviembre, la organización policial realizó la citada encuesta entre su personal con objeto de estar en la mejor posición posible para afrontar los cambios.
 
Esta encuesta anónima, encargada por el Comité de Funcionarios de INTERPOL y llevada a cabo por People Vox, una empresa independiente especializada, ha permitido al personal expresar su opinión con franqueza, lo cual ha dado lugar a comentarios tanto positivos como negativos.
 
El nivel de participación en la encuesta ha sido globalmente elevado: el 49% de los empleados respondió al cuestionario. No obstante, cabe destacar que solo respondió el 17% del personal puesto a disposición, compuesto en su mayor parte por funcionarios de las fuerzas del orden destacados por sus respectivos países para trabajar una media de tres a seis años en INTERPOL. Las respuestas de estos funcionarios fueron muy favorables, pero su bajo índice de participación dificulta el establecimiento de conclusiones generales. Por lo tanto, los resultados de la encuesta han estado determinados en gran parte por la opinión de los empleados contratados de INTERPOL.

El 64% de los empleados que respondieron al cuestionario se declararon satisfechos con INTERPOL en tanto que empleador; los aspectos más apreciados por el personal son el entorno multicultural –en la actualidad hay un centenar de nacionalidades diferentes trabajando en la Secretaría General, sita en Lyon–, las condiciones generales de trabajo y una sensación general de orgullo por trabajar en INTERPOL.
 
Los resultados se desglosaron también por sexos, tipos de contrato y antigüedad, lo que permitió observar que las mujeres y los empleados que llevaban más tiempo trabajando en la organización expresaron menor satisfacción que otros grupos.

Entre los aspectos en los que la Organización debe mejorar, según la encuesta, se encuentran los siguientes:

  • disponer de valores y normas claros que se respeten y se hagan respetar;
  • garantizar la consideración de todos los empleados, ya sean policiales o no, de alto grado o responsabilidad o noveles, hombres o mujeres;
  • mejorar la transparencia y velar por la justicia y la equidad en el reclutamiento, los ascensos y las asignaciones presupuestarias;
  • proporcionar más información sobre la movilidad interna, y también sobre la política de remuneración y social;
  • garantizar que no se produzca ningún tipo de acoso.

Una organización del prestigio y la reputación de INTERPOL no puede aceptar ningún tipo de acoso de su personal. Por lo tanto, esta organización policial actuó de inmediato para dejar claro que no tolerará el acoso en ninguna de sus manifestaciones. Se celebraron varias reuniones con la intención de que el personal conociera los procedimientos existentes para denunciar tales actuaciones, de modo que se apliquen las medidas oportunas dispuestas en el Reglamento del Personal de INTERPOL.
Para asegurar que la Organización se ocupe de las causas de insatisfacción indicadas en la encuesta, el Secretario General creó un grupo de trabajo integrado por empleados de distintos departamentos que tenía por cometido recomendar medidas a corto, medio y largo plazo para satisfacer las expectativas del personal en los aspectos que debían mejorarse.
El grupo elaboró una serie de recomendaciones, en las que tuvo en cuenta información adicional obtenida a raíz de entrevistas realizadas tras la encuesta, y las presentó al Secretario General, que las aceptó. Entre dichas recomendaciones se encuentran las siguientes:

  • ­redefinir el posicionamiento de la unidad de Recursos Humanos dentro de INTERPOL y reforzar su capacidad de tratar al personal con transparencia, equidad e imparcialidad;
  • ­mejorar el mecanismo de evaluación del rendimiento de modo que sea más dinámico, y dar a conocer las consideraciones a corto y a largo plazo;
  • ­determinar adecuadamente lo que es buen rendimiento y rendimiento bajo, y tomar las medidas oportunas;
  • ­velar por que la carga de trabajo de cada entidad sea acorde a sus recursos humanos;
  • ­aprovechar la ventaja que supone que el personal se sienta orgulloso de trabajar en INTERPOL para que comprendan todos la necesidad de comportarse de forma ejemplar.

“Todas las organizaciones cometen errores y pueden sacar partido de las opiniones sinceras de sus empleados, pero las grandes organizaciones aprenden de sus equivocaciones y ponen en pie sistemas para reducir la posibilidad de que vuelvan a producirse los mismos fallos. Y esto es lo que está haciendo INTERPOL”, afirmó Ronald Noble, Secretario General de la organización policial.

Y añadió: “El personal ha indicado una serie de aspectos que debemos mejorar y estamos tomando medidas para resolver estas cuestiones, todo lo cual hará de INTERPOL una organización aun más fuerte”, añadió el Sr. Noble.

“Las altas instancias de INTERPOL están determinadas a hacer todo lo posible para trabajar con el personal con la finalidad de hacer de ella la mejor organización posible. No podemos olvidar la razón por la que vinimos a esta gran organización -hacer del mundo un lugar más seguro-, y el hecho de que yo haya aprobado todas las recomendaciones del grupo de trabajo a raíz de la encuesta es un gran paso para garantizar que podamos cumplir nuestra importante misión", concluyó el Secretario General.

Para evitar malas interpretaciones acerca de los resultados y cumplir las más altas exigencias de transparencia, INTERPOL ha decidido hacer públicas las conclusiones de la encuesta.

El sondeo fue concebido y llevado a cabo por People Vox, empresa especializada en encuestas de satisfacción y sondeos de opinión, que ha facilitado un análisis general de los resultados obtenidos.

“Está claro que INTERPOL es una organización compleja, y muy distinta de las empresas con las que solemos trabajar, pero los problemas planteados son los mismos que los que hemos observado en las encuestas efectuadas en todo tipo de sectores”, afirmó Thibault Bordeaux, cofundador de People Vox.

“Las encuestas internas de satisfacción, y especialmente las anónimas, brindan al personal la oportunidad de ir más allá de lo que iría con un procedimiento normal de gestión y, por tanto, permiten que las empresas o las organizaciones obtengan opiniones más francas que las que por lo general consiguen por otros medios, gracias a lo cual pueden tomar medidas más efectivas”, añadió Thibault Bordeaux.