All news
|
Print
04 junio 2014

La innovación en la tecnología biométrica, factor clave para combatir la delincuencia transnacional, afirma el jefe de INTERPOL

LYON (Francia) – Los representantes de las fuerzas del orden y colaboradores del sector privado asistentes al 8ª Conferencia Internacional sobre Dactiloscopia han recibido el mensaje de que la evolución y expansión de la tecnología biométrica es un elemento esencial para combatir todas las formas de delincuencia transnacional.

Organizada por la Unidad de Huellas Dactilares de INTERPOL, esta reunión de tres días de duración (del 4 al 6 de junio) congrega a unos 144 delegados procedentes de 63 países, para debatir los últimos avances en biometría y de qué modo pueden los organismos encargados de la aplicación de la ley beneficiarse de las nuevas tecnologías para aumentar al máximo las posibilidades de identificar a los delincuentes y resolver los casos policiales.

Entre los delegados asistentes a la conferencia figuran el Ministro del Interior de Moldova, Dorin Recean, que ha venido acompañado del Jefe de la OCN de Moldova, Fredolin Lecari, quien se reunió asimismo con el Secretario General, Ronald Noble, y otros directivos de INTERPOL para examinar de qué modo Moldova puede mejorar su utilización de las herramientas y servicios de INTERPOL para frenar la delincuencia y mejorar la protección de sus ciudadanos.

En la apertura de la reunión, el Secretario General destacó la importancia de la colaboración a escala mundial a través de las bases de datos de INTERPOL sobre huellas dactilares y otras bases de datos biométricos.

“En un mundo interconectado, en el que la gente cruza fronteras sin trabas, sigue siendo muy necesaria la colaboración transfronteriza entre las fuerzas policiales, especialmente por lo que toca al intercambio de datos dactiloscópicos”, declaró el jefe de INTERPOL.

“La tecnología biométrica en las investigaciones policiales ha evolucionado enormemente, pero nunca ha sido tan necesario como hoy mantener un registro complejo de huellas dactilares y realizar comparaciones sistemáticas de esos registros”, concluyó Noble.

Actualmente la base de datos de INTERPOL sobre huellas dactilares contiene más de 195 000 registros relacionados con investigaciones en curso en 178 países, además de 8 400 huellas recogidas en lugares donde se han cometido delitos. El año pasado los usuarios de las fuerzas del orden realizaron 28 000 consultas en la base de datos, que dieron lugar a unos 1 200 resultados positivos.

A título de ilustración, en 2013 INTERPOL publicó una notificación roja (aviso internacional sobre personas buscadas por la justicia) a petición del Reino Unido sobre un hombre acusado de asesinato. Al cotejar sus huellas dactilares con la información contenida en la base de datos, INTERPOL encontró una coincidencia con datos dactiloscópicos remitidos por Canadá correspondientes a un hombre presuntamente implicado en tráfico de drogas e inmigración clandestina, registrado con otro nombre. El sospechoso fue localizado y detenido en Kenia en cuestión de solo tres días.

De igual modo que la comparación de huellas dactilares sirve para descubrir conexiones entre delitos sin relación aparente, la inminente campaña “Turn Back Crime” (Acabemos con la delincuencia) de INTERPOL pone de manifiesto los vínculos existentes entre distintos tipos de delitos aparentemente inconexos.

“La campaña “Turn Back Crime” es un esfuerzo de concienciación global, que se extiende por todo el planeta e implica a toda la sociedad en la lucha contra la delincuencia, tanto en sus formas tradicionales como innovadoras”, declaró el máximo dirigente de INTERPOL.

Además de educar a la sociedad acerca de cómo repercute la criminalidad en nuestra vida cotidiana a fin de ayudar a los ciudadanos a protegerse, la campaña fomenta el refuerzo de la colaboración entre los organismos encargados de la aplicación de la ley, el sector privado y los ciudadanos en materia de prevención de la delincuencia.

En este sentido, unas 20 empresas privadas están presentes en este coloquio sobre huellas dactilares para presentar los últimos avances tecnológicos en áreas como las huellas dactilares, el reconocimiento facial y otras soluciones biométricas.

Una de tales innovaciones presentadas en la reunión ha sido Lumicyano ™, producto similar a un pegamento que permite a los expertos en el lugar del delito obtener huellas dactilares en un solo paso, para poderlas fotografiar y proceder a su cotejo sin degradar las propias huellas o el ADN presente. Al simplificar el proceso actual de dos etapas, que comprende el uso de gases y polvos de colores, este producto ayudará a la policía a recoger huellas dactilares con mayor rapidez y a un menor coste.

El Jefe de la Unidad de INTERPOL sobre Huellas Dactilares, Mark Branchflower, animó a los organismos encargados de la aplicación de la ley y al sector privado a intensificar su colaboración para crear herramientas innovadoras --que redunden en beneficio de ambos-- capaces de ayudar a identificar huellas dactilares, rostros y otros marcadores biométricos.