All news
|
Print
21 mayo 2014

El jefe de INTERPOL condena la «ola de violencia» en Nigeria

La organización policial mundial ofrece un apoyo permanente mientras se aguarda la extradición de un hombre objeto de una notificación roja detenido por los atentados de Abuja


LYON, Francia – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha condenado la reciente y  «despiadada» ola de violencia en Nigeria, que el martes se cobró la vida de al menos 118 personas en los atentados de Jos, y de muchas más en los ataques en el norte del país.

El Secretario General afirmó que «hay que condenar con la mayor rotundidad posible la crueldad y el horror de estas acciones», perpetradas en un mercado repleto de gente y en un hospital, la segunda de las cuales iba dirigida contra los equipos de socorro que acudieron a ayudar a las víctimas de la primera explosión.

INTERPOL ha ofrecido su apoyo total a las investigaciones sobre los recientes ataques y, a petición de Nigeria, ha publicado una notificación roja —o aviso internacional sobre personas buscadas— sobre Aminu Sadiq Ogwuche, el presunto cerebro de los atentados del 14 de abril en Nyanya.

El 14 de mayo, un mes después de los atentados de Abuja, la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Jartum confirmó la detención en Sudán de Ogwuche, presunto miembro de Boko Haram que se encuentra ahora a la espera de ser extraditado a Nigeria.

A raíz del secuestro de más de 200 jóvenes, a finales de abril, INTERPOL se ofreció asimismo a publicar notificaciones amarillas, que pueden enviarse a los 190 países miembros para ayudar a la policía de todo el mundo a localizar e identificar a las víctimas de secuestro.

«La policía de todos los países colaborará estrechamente con Nigeria en relación con esta ola de violencia», declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble.

«Tras los ataques de Abuja, viajé a Nigeria para reunirme con el Inspector General de la Policía, Mohammed Abubakar, y le garanticé en persona que los apoyaríamos permanentemente y que daríamos prioridad absoluta a cualquier solicitud de asistencia», añadió el jefe de INTERPOL.

INTERPOL también se ha ofrecido a desplegar en Nigeria un equipo de gestión de crisis para proporcionar asistencia sobre el terreno a la Oficina Central Nacional de Lagos y a cualquier organismo encargado de la aplicación de la ley que necesite apoyo en materia de investigación y análisis.

Los equipos de gestión de crisis de INTERPOL están formados por especialistas de la policía científica, expertos antiterroristas, analistas y asistentes operativos, aunque pueden adaptarse según las necesidades del país. Las huellas dactilares, perfiles de ADN y demás pruebas reunidas durante la investigación en Nigeria podrán ser cotejadas en la base de datos mundial de INTERPOL.