All news
|
Print
15 mayo 2014

Cientos de redadas en Sudamérica llevan al decomiso de productos falsos valorados en 27 millones de dólares

INTERPOL coordina una operación contra la delincuencia organizada


LYON (Francia) – Las más de 600 redadas efectuadas en Sudamérica en el marco de una operación coordinada por INTERPOL han llevado al decomiso de mercancías falsificadas valoradas en alrededor de 27,4 millones de dólares estadounidenses, y a la investigación de cerca de 800 personas.

Policías y aduaneros de diez países sudamericanos participaron en la operación JUPITER VI, destinada a desarticular las redes de delincuencia organizada que fabrican y distribuyen productos falsificados y que comercian ilegalmente con ellos tanto en la región como fuera de ella.

Entre las intervenciones realizadas cabe destacar el descubrimiento y el cierre en Paraguay de un taller ilegal que producía ropa, juguetes y zapatos falsificados valorados en unos 89 millones de dólares, y de un almacén en Bolivia en el que se reenvasaba trigo, harina y arroz caducados para distribuirlos después.

Como ocurrió en las anteriores operaciones JUPITER, la abrumadora mayoría de las mercaderías decomisadas en esta operación de dos semanas (del 1 al 15 de abril) eran productos sometidos a impuestos especiales como carburantes, productos del tabaco y bebidas alcohólicas.

En la operación JUPITER VI se observó una tendencia al alza del comercio ilícito de combustible, producto que se requisó en las redadas efectuadas en la frontera ecuato-peruana y en intervenciones llevadas a cabo en Brasil, Colombia y Uruguay. Además de 20 000 litros de hidrocarburos, la policía decomisó unos dispositivos especialmente ideados para extraer carburante de los camiones con un sifón, y unos vehículos que habían sido adaptados para transportar carburante de contrabando.

Los agentes también se incautaron de grandes cantidades de bebidas alcohólicas –como 1 000 litros de whisky en una sola operación– y de tabaco: 2,8 millones de paquetes de cigarrillos, valorados en alrededor de 4,7 millones de dólares estadounidenses. En un camión inspeccionado en la frontera entre Chile y Argentina se descubrieron productos derivados del tabaco por valor de 1 millón de dólares.

Entre los aproximadamente 3,1 millones de artículos falsos decomisados a lo largo de la operación también había decodificadores de televisión por satélite, relojes de pulsera, recambios de automóvil, alimentos, y recuerdos de la Copa Mundial de 2014, además de armas auténticas con su munición.

Los beneficios que puede reportar la falsificación y el contrabando de productos ilícitos se cuentan por millones, razón por la cual los grupos de delincuencia organizada responsables de estas operaciones a gran escala no dudan en hacer uso de la fuerza contra los agentes que efectúan las redadas y los decomisos.

Michael Ellis, jefe de la unidad de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos y la Falsificación que coordinó la operación, celebró la dedicación y la valentía de los funcionarios de las fuerzas del orden que trabajan sobre el terreno, y en ocasiones en la línea de fuego.

“El éxito de estas operaciones se debe a la entrega de los organismos nacionales encargados de la aplicación de la ley que han participado en ellas, y al apoyo que han recibido de sus administraciones”, declaró Michael Ellis.

Y añadió: “Para que nuestra acción conjunta contra estos delitos sea duradera necesitamos también el apoyo del público. Los ciudadanos deben saber que comprar un artículo falso o procedente del comercio ilícito puede salirles caro: el artículo comprado puede ser nocivo para su salud, y el dinero empleado en su compra puede acabar financiando las redes de delincuencia organizada que a menudo se dedican a otros delitos graves, como la trata de personas y el tráfico de drogas".

La operación JUPITER VI se llevó a cabo en el marco de la campaña mundial de INTERPOL de concienciación
Turn Back Crime (Acabemos con la delincuencia), que tiene por objetivo sensibilizar a la sociedad sobre el modo en que la delincuencia organizada se introduce en nuestra vida cotidiana, y ayudar a los ciudadanos a protegerse a sí mismos.

El director de la Policía Boliviana, Walter Villarpando Moya, afirmó: “La cooperación policial internacional es un componente esencial de la lucha contra la delincuencia organizada, y la participación de la Policía Boliviana en la operación JUPITER VI es muy beneficiosa para nuestro país.

”Nos permite aprender a hacer frente a este tipo de delitos, y la experiencia  adquirida la podemos trasladar a la policía de todas las ciudades del país. De este modo, en tanto que fuerza policial nacional, podemos proporcionar una seguridad reforzada a nuestros ciudadanos, así como a quienes nos visitan por placer o por negocios”, añadió Villarpando Moya.

La operación tuvo lugar después de una reunión de planificación celebrada en la Oficina Regional de INTERPOL en Buenos Aires, que duró tres días. Esta reunión congregó a 60 funcionarios encargados de la aplicación de la ley procedentes de los países participantes y a socios del sector privado, que explicaron las técnicas empleadas en distintos países para luchar contra la falsificación y el tráfico de productos ilícitos.

“Mucha gente no sabe la cantidad de productos de uso diario que se falsifican; la presencia de tales productos en distintos sectores industriales, sumada a los volúmenes decomisados, denota que estamos ante un problema mundial grave”, señaló José Manuel Fernández del Canto, funcionario de información policial destacado en la unidad de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos y la Falsificación.

La iniciativa de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos y la Falsificación tiene por finalidad ayudar a los servicios de policía de los 190 países miembros no solo a combatir los grupos delictivos transnacionales, sino también a descubrir los itinerarios utilizados para el transporte de productos ilícitos que, con frecuencia, sirven igualmente para la trata de personas y el tráfico de drogas.

La serie de operaciones JUPITER fue iniciada en 2004, y en cada edición pasan a sumarse a ella más países de la región. Las operaciones practicadas hasta ahora han llevado al decomiso de artículos falsos valorados en cerca de 530  millones de dólares, y a la detención de unas 1 660 personas.

En la operación JUPITER VI participaron los países siguientes: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.