All news
|
Print
16 abril 2014

INTERPOL ofrece asistencia tras el accidente del transbordador de Corea del Sur

La organización se compromete a ayudar en la identificación de las víctimas


LYON (Francia) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha transmitido sus condolencias a las familias de los fallecidos y desaparecidos en el accidente de transbordador ocurrido hoy en Corea del Sur y ha prometido que INTERPOL prestará todo su apoyo en las labores de identificación de las víctimas.

Según la información disponible, la embarcación, con 459 pasajeros y miembros de la tripulación a bordo, naufragó cuando se dirigía a la isla turística de Jeju. A las 12.00 horas GMT del 16 de abril, las autoridades surcoreanas anunciaron que se había logrado rescatar a 164 personas, y que había 4 fallecidos y 291 desaparecidos.

“En nombre de la comunidad internacional de las fuerzas del orden, INTERPOL expresa su más sentido pésame a las familias y a los allegados de las víctimas de esta tragedia, y acompaña en el sentimiento a quienes siguen esperando noticias de los desaparecidos”, declaró Ronald Noble.

“INTERPOL ha ofrecido su ayuda a las autoridades de Corea del Sur para hacer frente a este trágico accidente e investigarlo, a través de nuestra red internacional de especialistas en identificación de víctimas de catástrofes, nuestra capacidad de comunicación permanente y nuestra red de contactos de los organismos encargados de la aplicación de la ley en todo el mundo”, añadió el Secretario General.

Cuando tiene lugar un siniestro de estas proporciones, la organización policial mundial puede enviar una unidad de gestión de crisis compuesta por expertos en identificación de víctimas de catástrofes, quienes ayudan a las autoridades locales cotejando en tiempo real datos de las víctimas con las bases de datos de INTERPOL sobre perfiles de ADN y huellas dactilares. Desde 2004 se ha desplegado por todo el mundo un total de 17 equipos de identificación de víctimas de catástrofes tras producirse sucesos graves.

“La identificación rápida y precisa de las víctimas es una prioridad fundamental tras una catástrofe de esta magnitud, y para ello resultan cruciales la coordinación y el apoyo internacional.

“La experiencia previa de INTERPOL en la prestación de este tipo de asistencia puede ser decisiva, y seguiremos trabajando con nuestros países miembros para proporcionar cualquier tipo de apoyo que las autoridades de Corea del Sur necesiten y nos pidan”, concluyó Ronald Noble.

En 2008 más de 800 personas perdieron la vida tras el naufragio de un transbordador en Filipinas, ocurrido al paso del tifón Franck. Un equipo de INTERPOL de identificación de víctimas de catástrofes desempeñó un papel fundamental en estas labores, utilizando técnicas avanzadas de análisis de ADN y exámenes de huellas dactilares y registros odontológicos para ayudar a identificar a casi 500 personas y garantizando la disponibilidad de los equipos necesarios, como contenedores refrigerados y laboratorios forenses móviles.