All news
|
Print
07 abril 2014

INTERPOL condena el asesinato en Somalia de varios empleados de las Naciones Unidas

LYON (Francia) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha condenado enérgicamente el asesinato a sangre fría de dos empleados de las Naciones Unidas perpetrado en Somalia, calificándolo de “acto despreciable y cobarde”.

Ambos hombres, un francés y un británico que trabajaban para la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), fueron asesinados a tiros el lunes en el aeropuerto de Galkayo por otro hombre que, al parecer, vestía un uniforme policial.

“Estos asesinatos son una noticia verdaderamente desoladora para la ONUDD y para todos aquellos que creen en el imperio de la ley”, declaró el Secretario General.

“INTERPOL condena estos asesinatos con la mayor firmeza y, en nombre de la comunidad policial mundial, expresa su solidaridad con las Naciones Unidas en estos momentos difíciles. El personal de INTERPOL viene manteniendo una estrecha colaboración con la ONUDD, en Somalia entre otros lugares, y seguirá haciéndolo en el futuro, por lo que sentimos profundamente esta pérdida”.

“Los familiares y amigos de las dos víctimas, así como todas las personas que siguen esforzándose por llevar la paz y la seguridad a los ciudadanos de todo el mundo, están en nuestros pensamientos y oraciones”, concluyó el jefe de INTERPOL.

El Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, sito en la sede de su Secretaría General, en Lyon, y operativo las 24 horas del día, se encuentra en contacto con las Oficinas Centrales Nacionales de esta organización policial en Francia y el Reino Unido, y con su Oficina Regional de Nairobi, con miras a proporcionar toda la ayuda que sea necesaria en relación con el atentado.

Desde su oficina de Nueva York, el Representante Especial de INTERPOL ante las Naciones Unidas también se mantiene en contacto con la ONU y la ONUDD para ofrecerles todo el apoyo suplementario que puedan precisar.

INTERPOL y la comunidad mundial seguirán colaborando con las autoridades somalíes para conseguir que impere la seguridad en el país, contribuyendo así a la construcción de un mundo más seguro.