All news
|
Print
20 marzo 2014

Una operación en Qatar respaldada por INTERPOL da lugar a un importante decomiso de bienes ilícitos

LYON (Francia) – En el marco de la primera operación coordinada por INTERPOL en Próximo Oriente para combatir el tráfico de productos ilícitos y la falsificación, se han decomisado en Qatar decenas de miles de productos falsificados.

La operación AL SHAHEEN (halcón), llevada a cabo entre el 12 y el 16 de marzo, en colaboración con el Ministerio del Interior de Qatar y la Oficina Central Nacional (OCN) de Doha, y con el apoyo de la unidad de INTERPOL encargada del tráfico de productos ilícitos y la falsificación, dio lugar a más de 600 redadas practicadas en tiendas, mercados y establecimientos de venta al por menor de todo el país. En ellas se confiscaron alrededor de
140 000 productos ilícitos y se investigó a 147 personas.

Entre los artículos falsos decomisados figuraban repuestos de automóviles, productos derivados del tabaco, cosméticos, comestibles, teléfonos móviles y electrodomésticos. Estos productos falsificados y potencialmente peligrosos fueron retirados de casi 300 comercios de todo el país.

“La salud y la seguridad de nuestros ciudadanos es una prioridad para el Ministerio del Interior y para las fuerzas del orden qataríes”, declaró el Director General de Seguridad Pública de Qatar, Saad Bin Jassim Al Khulaifi.

“La operación AL SHAHEEN nos ofrece una base sólida para los esfuerzos futuros encaminados a combatir todo tipo de tráfico de productos ilícitos y de delitos contra la propiedad intelectual en Qatar y en toda la región. Estamos dispuestos a colaborar con otros países en el establecimiento de una alianza para luchar contra este tipo de delincuencia”, concluyó.

La operación, que contó también con el respaldo de la unidad de INTERPOL para la coordinación de las OCN de Próximo Oriente y el Norte de África, estuvo precedida de un curso de tres días de duración que reunió a más de 120 participantes procedentes de 20 países y de socios del sector privado, en el que estos aprendieron las técnicas empleadas en diversos países para combatir la falsificación y el tráfico de productos ilícitos.

“Habida cuenta de que la OCN de Qatar ha coordinado el intercambio de datos e información policial entre INTERPOL y las fuerzas del orden qataríes pertinentes, la operación AL SHAHEEN ilustra el esfuerzo que realizamos conjuntamente con INTERPOL para hacer frente al tráfico de productos ilícitos y falsificados en Próximo Oriente y el Norte de África”, declaró el General Khalifa Alnasser, jefe de la OCN de Qatar.

En enero de este año Qatar fue el primer país en solicitar a INTERPOL la publicación de una notificación morada en relación con el comercio ilícito, a raíz del decomiso de una máquina de fabricación china utilizada para cambiar las fechas de caducidad de alimentos y bebidas, lo que supuso una nueva muestra del compromiso de este país de combatir las redes delictivas transnacionales responsables del tráfico de productos ilícitos.

Las notificaciones moradas sirven para solicitar o facilitar información sobre modus operandi, objetos, dispositivos o métodos de ocultación utilizados por los delincuentes.

“Es bien sabido que los delincuentes implicados en el tráfico de productos ilícitos están bien organizados. Fabrican los productos falsos y pirateados y los distribuyen a escala mundial, sin tener en cuenta los efectos negativos que puedan tener en los consumidores y en el tejido social”, señaló Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“Este problema tan complejo como diverso requiere una respuesta amplia y basada en la colaboración a escala mundial para hacer frente con firmeza a los delincuentes transnacionales que llevan a cabo estas actividades”, añadió el Sr. Louboutin.

Michael Ellis, Jefe del Programa de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos y la Falsificación, elogió el compromiso de las autoridades qataríes de combatir y frenar los delitos de falsificación en la región, habida cuenta de que el Próximo Oriente y el Norte de África son centros geográficos clave para la importación y exportación de mercancías falsificadas.

La iniciativa de INTERPOL contra el tráfico de productos ilícitos y la falsificación, puesta en marcha en 2012, tiene por objeto descubrir, neutralizar y desmantelar las redes de delincuencia organizada transnacional que se dedican a este tipo de delitos, y ya ha dado lugar al decomiso de artículos falsos por un valor de más de 300 millones de dólares estadounidenses y a la detención de cientos de personas en todo el mundo.

Esta iniciativa ayuda a los servicios de policía de los 190 países miembros de la organización policial no solo a combatir los grupos delictivos transnacionales, sino también a descubrir los itinerarios utilizados para el transporte de productos ilícitos que, con frecuencia, sirven asimismo para la trata de personas y el tráfico de drogas.

سعد بن جاسم الخليفي مدير عام الأمن العام، قطر

العميد /خليفة بن نصر النصر مدير إدارة الإتصال للشرطة العربية والدولية

تقرير فيديو: عملية الشاهين

Operation Al Shaheen photo report