All news
|
Print
03 marzo 2014

En el Día Mundial de la Naturaleza, INTERPOL reitera su compromiso con la seguridad medioambiental

LYON (Francia) – INTERPOL aprovecha la ocasión del primer Día Mundial de la Naturaleza para reafirmar su compromiso con la protección y la conservación de los recursos naturales del planeta frente a los peligros que entrañan su explotación y las actividades delictivas.

Las Naciones Unidas han proclamado el 3 de marzo Día Mundial de la Naturaleza, para celebrar la fauna y la flora silvestres del planeta y concienciar sobre la necesidad de protegerlas. Esta fecha conmemora la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

La unidad de Seguridad Medioambiental de INTERPOL, el servicio especializado que desde esta organización policial mundial se dedica a combatir los delitos que afectan al medio ambiente, presta ayuda a los 190 países miembros de INTERPOL para que apliquen las leyes en materia medioambiental y otorguen una mayor prioridad a estos delitos en sus programas legislativos. Sus iniciativas concretas se centran en los delitos pesqueros, forestales, de contaminación ambiental y contra la fauna y la flora silvestres, que a menudo están relacionados con otros delitos transnacionales como la corrupción y el tráfico de drogas.

“Es un honor para INTERPOL unirse a las Naciones Unidas y a la CITES en la celebración de este primer
Día Mundial de la Naturaleza, en el que se destacará nuestra labor común de protección de la fauna y la flora silvestres en sus diversas formas”, declaró Ronald Noble, Secretario General de la organización policial mundial.

“Los delitos contra las especies silvestres han dejado de pertenecer a una categoría emergente: ahora son ya un problema arraigado en materia de seguridad, con repercusiones generalizadas en el bienestar de comunidades del mundo entero y en la estabilidad económica”.

“Mediante la colaboración y una voluntad común, podemos ayudar a poner freno a estos delitos y sus consecuencias. INTERPOL espera con interés seguir colaborando con la CITES para apoyar a las fuerzas del orden de nuestros países miembros y respaldar la labor que llevan a cabo contra los delitos que afectan al medio ambiente”, añadió el Secretario General de INTERPOL.

Dentro de sus actividades permanentes de apoyo a las autoridades nacionales para aplicar las leyes de protección de las especies silvestres, INTERPOL ha realizado unos informes de evaluación sobre la lucha contra la caza furtiva de elefantes y el tráfico ilícito de marfil, y sobre el comercio ilícito de tigres.

“Este día especial en el calendario de las Naciones Unidas nos brinda a todos la oportunidad de pensar en la parte silvestre de nuestro planeta y nos agudiza la conciencia sobre la responsabilidad colectiva que tenemos, como ciudadanos y como consumidores, para poner fin al tráfico ilícito de especies silvestres”, afirmó John E. Scanlon, Secretario General de la CITES.

“La CITES se congratula de colaborar con INTERPOL y con otras entidades asociadas para apoyar a las fuerzas del orden de los países de modo que puedan redoblar esfuerzos contra este tráfico ilícito”, concluyó el Secretario General de la CITES.

Entre las iniciativas de INTERPOL para proteger las especies silvestres cabe destacar el proyecto PREDATOR, destinado a preservar a los tigres que quedan en la Tierra en estado salvaje; el proyecto WISDOM, contra la caza furtiva de elefantes y rinocerontes y el tráfico ilícito de su marfil; el proyecto SCALE, contra el peligro creciente que la pesca ilícita supone para el medio ambiente; y el proyecto LEAF, un consorcio con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) dedicado a la lucha contra la tala ilícita y los delitos forestales.