All news
|
Print
22 enero 2014

Sudáfrica solicita la publicación de notificaciones de INTERPOL sobre embarcaciones sospechosas de pesca ilegal y explotación laboral

LYON (Francia) – Sudáfrica ha solicitado a INTERPOL la publicación de notificaciones moradas para localizar dos buques dedicados presuntamente a la pesca ilegal y cuyas tripulaciones son objeto de explotación laboral y de violaciones de los derechos humanos.

Ambos buques —el “Samudera Pasific No. 8” y el “Berkat Menjala No. 23”— forman parte de una flota de diez pesqueros apresados por los agentes del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Sudáfrica en noviembre de 2013 por sospecharse que habían cometido distintos delitos de pesca y que compartían fraudulentamente la misma licencia.

Un total de 75 tripulantes fueron evacuados de dichas embarcaciones, en las que habían sido obligados a trabajar y vivir en condiciones infrahumanas, con todo tipo de carencias de seguridad e higiene y sin recibir su salario durante varios meses. Se descubrió asimismo que estas embarcaciones faenaban con documentos de registro falsos.

El Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Sudáfrica sospecha que los dos buques apátridas huyeron del puerto de Ciudad del Cabo el 29 de diciembre para evitar investigaciones ulteriores. Las autoridades solicitaron a INTERPOL la publicación de notificaciones moradas para advertir a los demás países del peligro para la salud y la seguridad que corren las personas a bordo, así como del riesgo de contaminación del entorno marino y costero. Las embarcaciones pueden haber cambiado de bandera y de nombre, y pueden haber alterado sus demás distintivos.

“A través de INTERPOL solicitamos a las fuerzas del orden de todo el mundo que colaboren en nuestra investigación sobre las inquietantes actividades atribuidas a estos buques, y nos ayuden a poner fin a la impunidad y el engaño en el mar”, declaró Ceba Mtoba, Director Ejecutivo de departamento encargado de seguimiento, control y vigilancia del Ministerio sudafricano de Agricultura, Silvicultura y Pesca y Jefe del proyecto de capacitación y asesoramiento del Grupo de Trabajo de INTERPOL sobre Delitos Pesqueros.

“Las actividades de estos buques constituyen una amenaza no solo para los recursos marinos vivos, sino también para la seguridad y el bienestar de los tripulantes que llevan a bordo”, añadió Ceba Mtoba.

Las notificaciones moradas de INTERPOL sirven para solicitar o facilitar información sobre modus operandi, objetos, dispositivos o escondites utilizados por los delincuentes.

“La solicitud de Sudáfrica muestra la voluntad de nuestros países miembros de utilizar las herramientas y servicios mundiales de INTERPOL para combatir eficazmente los delitos pesqueros”, afirmó David Higgins, jefe de la unidad de Seguridad Medioambiental de INTERPOL.

“Valoramos muy positivamente que Sudáfrica haya tomado la iniciativa en esta investigación y seguiremos colaborando estrechamente con sus autoridades, así como con los demás países miembros y organizaciones que luchan contra este tipo de delitos”, añadió David Higgins, quien reconoció mantenerse en contacto con la Secretaría de la Comisión del Atún para el Océano Índico.

La Comisión del Atún para el Océano Índico es una organización intergubernamental que se dedica a la gestión del atún y especies afines en el Océano Índico y mares adyacentes, y que fomenta el cumplimiento de las medidas de conservación y ordenación.

Mediante el recurso a las notificaciones moradas para reunir e intercambiar información sobre embarcaciones que llevan a cabo actividades de pesca ilícitas, INTERPOL quiere promover una mayor supervisión de los operadores pesqueros ilegales, que son especialmente escurridizos y tienen una muy grande movilidad; impulsar la colaboración internacional contra la pesca ilícita; y mejorar la aplicación de las leyes de pesca apoyando las medidas de control de las autoridades nacionales y de las organizaciones regionales con competencias en materia pesquera.