All news
|
Print
18 enero 2014

El Jefe de INTERPOL condena los mortíferos atentados de Kabul

LYON (Francia) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha condenado el ataque cometido el viernes por la tarde en un restaurante sito en Kabul, en el que 20 personas resultaron muertas y otras muchas heridas.

Según la información disponible, los Talibanes reivindicaron este atentado perpetrado contra civiles el pasado viernes, que costó la vida a ciudadanos afganos y extranjeros, entre ellos estadounidenses, británicos, canadienses y libaneses. Entre los fallecidos figuraban algunos funcionarios de las Naciones Unidas y del Fondo Monetario Internacional. 

“En nombre de la comunidad internacional de las fuerzas del orden, INTERPOL expresa su más sentido pésame a las familias y a los allegados de las víctimas”, declaró Ronald Noble.

“No solo lamentamos este atentado criminal y cobarde que se ha cobrado la vida de civiles inocentes, muchos de los cuales se encontraban en Afganistán para ayudar a crear un mundo más seguro, sino que además nos comprometemos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para cooperar con las autoridades afganas a fin de poner en manos de la justicia a los responsables de este atentado”, subrayó el Secretario General de esta organización policial mundial.

"Estamos en contacto con nuestros homólogos de INTERPOL en Kabul para respaldar con firmeza el llamamiento que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha realizado a todos los países con el propósito de que cooperen con las autoridades afganas para poder llevar ante los tribunales a los autores, organizadores, financiadores y patrocinadores de estos reprobables actos de terrorismo”, concluyó Ronald Noble.

El Centro de Mando y Coordinación, sito en la sede la Secretaría General de INTERPOL, se está coordinando con la Oficina Central Nacional de esta organización policial en Kabul a fin determinar la manera de ayudar a las autoridades afganas en sus investigaciones con miras a descubrir a los autores de este atentado terrorista.