All news
|
Print
05 diciembre 2013 - Media release

Los países aúnan esfuerzos para localizar un buque pesquero ilegal a través de INTERPOL

LYON (Francia) – El esfuerzo conjunto de Australia, Nueva Zelanda y Noruega para localizar un buque presuntamente dedicado a la pesca ilegal ha conducido a la publicación de una notificación morada de INTERPOL con el fin de dar con el paradero de la nave.

Con la notificación morada, publicada a petición de Nueva Zelanda con el apoyo de los organismos de asuntos pesqueros de Australia y de Noruega y que llegará a los 190 países miembros de INTERPOL, también se pretende conseguir información sobre las personas y redes propietarias de la embarcación (cuyo nombre actual se cree que es “Thunder”), que controlan sus operaciones ilícitas y se benefician de ellas.

Durante los últimos dos años el barco ha operado con al menos tres nombres y con diferentes pabellones para evitar la detección de sus actividades pesqueras ilícitas.

Aunque tiene documentación de registro y matriculación con el nombre de “Wuhan 4” expedida en julio de 2012 por Mongolia, en agosto de 2012 el barco fue avistado en la zona norte del Océano Índico con el nombre de “Kuko”. En octubre de 2012 fue visto en un astillero de Singapur con el nombre de “Wuhan N 4”, bajo pabellón de Mongolia.

En abril de 2013 el mismo buque solicitó acceso en Malasia con el nombre de “Wuhan 4”, y unos días más tarde fue inspeccionado en Indonesia como “Thunder” y con pabellón de Nigeria.

“El “Thunder” ha operado bajo diferentes nombres y pabellones durante varios años, probablemente para evitar que se descubriera que violaba las leyes y convenios internacionales”, afirmó Gary Orr, Director de Coordinación Cooperativa del Ministerio de Industrias Primarias de Nueva Zelanda.

“Las fronteras no suponen un obstáculo para los delitos pesqueros, que son por lo general obra de redes organizadas transnacionales. Noruega está profundamente preocupada por los efectos de tales actividades ilícitas a escala mundial. Para luchar con eficacia contra dichas redes, necesitamos una respuesta internacional coordinada, por lo que me felicito de la buena cooperación que hemos entablado con Australia y Nueva Zelanda, a través de INTERPOL”, declaró la Ministra de Pesca de Noruega, Elisabeth Aspaker.

Peter Venslovas, Director General de Operaciones de autoridad australiana responsable de los asuntos pesqueros, declaró que las actividades pesqueras ilícitas perjudican gravemente la sostenibilidad del sector: “La cooperación actual entre países de todo el planeta para luchar contra la pesca ilícita está teniendo resultados palpables y dificulta que los delincuentes que se dedican a esta actividad obtengan beneficios de ella”. 

Es posible que los propietarios del “Thunder” hayan ganado más de 60 millones de dólares estadounidenses con sus actividades pesqueras ilícitas desde el momento en que esta embarcación fue inscrita en la lista negra de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), en febrero de 2006. 

Se sospecha que actualmente el buque está operando en el Océano Antártico, donde podría estar pescando de forma ilegal merluza negra, también denominada "bacalao de profundidad", una especie protegida que tiene una muy alta demanda. 

Es esta la tercera notificación morada de INTERPOL publicada en relación con actividades de pesca ilegal; la primera, que se publicó en septiembre de este año a petición de las autoridades de Noruega, tenía por objeto una embarcación denominada “Snake”. 

Las notificaciones moradas de INTERPOL sirven para solicitar o facilitar información sobre modus operandi, objetos, dispositivos o métodos de ocultación utilizados por los delincuentes.