All news
|
Print
26 noviembre 2013 - Media release

Conferencia de INTERPOL sobre lucha contra las redes dedicadas al robo y el tráfico ilícito de vehículos

LYON (Francia) – Expertos de los organismos encargados de la aplicación de la ley y del sector privado se han reunido en la sede de la Secretaría General de INTERPOL para debatir sobre cómo luchar de manera eficaz contra el problema creciente que suponen los delitos cometidos con automóviles.

La Conferencia Mundial de INTERPOL sobre Delitos relacionados con Vehículos, de tres días de duración (26-28 de noviembre), ha congregado a cerca de 200 participantes procedentes de 55 países, 40 entidades privadas y
6 organizaciones internacionales, deseosos de poner en común sus experiencias y buenas prácticas en materia de prevención del robo de vehículos, recuperación de vehículos robados y toma de precauciones para que los vehículos robados no se utilicen en la comisión de otros delitos.

Entre los temas que se prevé tratar se encuentran los vínculos entre el robo de vehículos y la delincuencia organizada; los procedimientos de recuperación de vehículos robados; los recursos y la tecnología disponibles para prevenir e identificar los vehículos robados; la legislación mundial en materia de robo de vehículos; y la relación entre el robo de vehículos y la gestión de fronteras.

En su discurso de presentación Diego Tebaldi, alto directivo de la corporación LoJack encargado de la regulación estatal a escala mundial, declaró: “Para LoJack es un privilegio haber tenido la oportunidad de compartir sus experiencias y perspectivas con los numerosos y muy distinguidos participantes en la conferencia y expertos en lucha contra el robo de automóviles. Como demuestran las tendencias del robo de vehículos que hemos presentado, este tipo de delitos sigue constituyendo un importante problema a escala mundial y los ladrones, que utilizan tecnología cada vez más sofisticada, siguen sorteando los sistemas de protección estándar."

“En tanto que líder mundial en seguridad y protección de los "automóviles conectados", seguimos colaborando con los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo para intentar que estos delitos afecten menos a los ciudadanos.”

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró que la organización que dirige siempre ha considerado que, habiendo tantas partes implicadas, las fuerzas del orden no pueden combatir eficazmente por sí solas los delitos transnacionales relacionados con vehículos.

“Como todos sabemos, no se trata simplemente de robo de vehículos en un país para su posterior venta en otro distinto. El alcance de estos delitos transnacionales es mucho mayor, porque están vinculados a todo tipo de delitos graves, como el terrorismo, la trata de personas, y el tráfico de armas y de drogas,” declaró el Secretario General.

A este respecto, el jefe de INTERPOL destacó los atentados con bomba perpetrados contra varios trenes en Madrid en 2004 y el asesinato en 2005 del ex Primer Ministro libanés Rafik Hariri, ambos cometidos con explosivos que habían sido transportados en vehículos robados.

Ronald Noble subrayó además el éxito del proyecto INVEX de INTERPOL, cuyo objetivo es el intercambio de información con miras a la localización de vehículos robados. Desde el inicio de este proyecto en 2009 con la participación de un pequeño grupo de países y de fabricantes de automóviles europeos, se ha hallado unos 2.000 vehículos en todo el mundo.

“Necesitamos cooperar con el sector privado. El éxito de nuestro proyecto INVEX, puesto en marcha con la colaboración de solo cuatro fabricantes de automóviles, confirma esta idea,” concluyó el Secretario General.

La base de datos de INTERPOL sobre vehículos robados contiene más de 7.200.000 registros facilitados por
127 países miembros. En los últimos años ha aumentado considerablemente el uso de esta base de datos: se ha pasado de 3 millones de búsquedas en 2007 a más de 100 millones este año.