All news
|
Print
26 septiembre 2013 - Media release

INTERPOL publica una notificación roja para detener a Samantha Lewthwaite a petición de Kenia

El jefe de INTERPOL declara que la ayuda de los ciudadanos es crucial para la identificación y la localización de la ‘viuda blanca’


LYON (Francia) – A petición de las autoridades de Kenia, INTERPOL ha publicado una notificación roja, o aviso internacional sobre personas buscadas, sobre la británica Samantha Lewthwaite. 

Lewthwaite, de 29 años de edad, que según se cree también utiliza el nombre ‘Natalie Webb’, es buscada por Kenia por tenencia de explosivos y asociación ilícita para perpetrar un delito grave en diciembre de 2011.

La notificación roja, que se difunde a los 190 países miembros de INTERPOL, representa una de las herramientas más poderosas de la Organización en el rastreo de prófugos internacionales.

“Al solicitar la publicación de una notificación roja de INTERPOL, Kenia ha colocado una alarma que se activará en todo el mundo cuando pase esta prófuga de la justicia”, afirmó Ronald Noble, Secretario General de INTERPOL.

“A través de la notificación roja de INTERPOL, las autoridades kenianas se han asegurado de que los 190 países miembros son conocedores del peligro que supone esta mujer, no solamente en la región sino en todo el mundo”, declaró el Secretario General de INTERPOL.

Estos avisos internacionales contienen datos de identificación e información judicial sobre la persona buscada, y hacen saber a la policía de todo el planeta que una persona es buscada por un país miembro, y que se solicitará su detención preventiva con miras a su extradición.

Ronald Noble declaró que la publicación de la notificación roja sobre Samantha Lewthwaite significa que los ciudadanos también pueden desempeñar una función crucial en el suministro de información a las fuerzas del orden para ayudarles a identificarla y localizarla.  

Teniendo en cuenta que previamente Lewthwaite solo era buscada a escala nacional por presunta posesión de un pasaporte sudafricano obtenido de manera fraudulenta, Ronald Noble afirmó que este caso destaca la "amenaza invisible" que plantean los terroristas y delincuentes que viajan a otros países empleando pasaportes ilícitos.

“Cada año, cientos de millones de personas utilizan medios de transporte internacionales y cruzan fronteras sin que se compruebe la autenticidad de su documento de identidad o de viaje. Esta situación compromete drásticamente nuestra capacidad para controlar debidamente los documentos y reconocer a los presuntos delincuentes y terroristas en los aeropuertos y pasos fronterizos”, añadió Ronald Noble.

El Secretario General de INTERPOL señaló una importante brecha en la seguridad internacional destacando que a pesar de haberse producido unos 1.100 millones de desplazamientos internacionales en 2012, solo 700 millones de documentos de viaje fueron comprobados con la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos, que actualmente contiene más de 38,5 millones de registros procedentes de 166 países.

“Hasta que este vacío en la seguridad mundial no se atienda debidamente, ningún país en el mundo puede considerarse a salvo de terroristas y otros delincuentes que cruzan fronteras para hacer daño a sus ciudadanos y visitantes”, concluyó Ronald Noble.

Samantha Lewthwaite es viuda de Germaine Lindsay, uno de los cuatro terroristas implicados en los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres, en los que murieron 52 personas y cientos resultaron heridas.