All news
|
Print
22 septiembre 2013 - Media release

INTERPOL condena la matanza terrorista de Nairobi

La organización policial mundial ofrece a Kenia asistencia total en investigaciones


LYON (Francia) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha condenado enérgicamente el asalto mortífero del sábado en el centro comercial Westgate de Nairobi, protagonizado por presuntos miembros de
Al-Shabab, y prometió a las autoridades kenianas el apoyo total de dicha organización policial en sus investigaciones.

A las 10.00 horas GMT del 22 de septiembre, el gobierno de Kenia informó de que al menos 59 personas habían muerto y que unas 175 habían resultado heridas en el ataque.

“Este atentado en un centro comercial ha acabado con la vida de muchos inocentes, es un baño de sangre que sin duda habrá horrorizado a ciudadanos de todos los países. En nombre de la comunidad internacional de las fuerzas del orden, INTERPOL condena este atentado homicida y absurdo, y presenta su más sentido pésame a las familias y a los allegados de las víctimas”, declaró Ronald Noble.  

Tras la declaración del grupo somalí Al-Shabab en la que se proclamaba responsable del atentado, el Secretario General de INTERPOL  destacó también la difícil situación de los somalís, cuyo país está en manos de este grupo.  

“Este episodio mortal en Nairobi nos recuerda el daño que puede causar en cualquier país un grupo de terroristas fuertemente armados, llenos de odio y  sedientos de sangre”, declaró Ronald Noble.

El máximo dirigente de INTERPOL se refirió al incidente como al tipo de ataque terrorista que el presunto líder de Al-Qaeda, Al Zawahiri, reclamó recientemente.

"La pregunta para las fuerzas del orden y los organismos de seguridad de cada país es: ‘¿Este tipo de ataque terrorista podría haber ocurrido en nuestro país?’ La respuesta es un preocupante ‘Sí’”, afirmó el Secretario General de la Organización.

“Si queremos vivir en una sociedad abierta y libre, es muy probable que se produzcan estos atentados. Uno de nuestros mayores retos reside en cómo no perder nuestra libertad, no ceder al miedo que estos ataques puedan causar”, concluyó Ronald Noble.

Tras conocerse el atentado, el Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL en la sede de la Secretaría General, en Lyon, se puso en contacto inmediatamente con su Oficina Central Nacional en Nairobi para ofrecerles toda la asistencia necesaria.

Teniendo en cuenta el bloqueo de la situación entre las fuerzas de seguridad kenianas y los asaltantes, con sus posibles rehenes, el Centro de Mando y Coordinación y la Oficina Regional de INTERPOL en Nairobi están tratando con la máxima prioridad todas las solicitudes de información de las autoridades de Kenia. 

INTERPOL se ha ofrecido a enviar un equipo de gestión de crisis integrado por funcionarios especializados en policía científica, expertos antiterroristas, analistas y asistentes operativos. 

Si así se le solicita, INTERPOL puede publicar una de sus notificaciones internacionales, codificadas por colores, a fin de alertar a los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo sobre el modus operandi empleado en este atentado, obtener información adicional sobre personas relacionadas con la investigación o desaparecidas, o solicitar la detención de individuos buscados en relación con el atentado.

Toda huella dactilar o perfil de ADN podrá ser cotejado en la base de datos mundial de INTERPOL.

El asalto terrorista mortífero del sábado en Nairobi se suma a los numerosos atentados en todo el mundo que durante los últimos años se han dirigido especialmente contra ciudadanos civiles, tales como el de Boston (abril de 2013, tres muertos y más de 260 heridos), Mumbai (noviembre de 2008, más de 170 muertos y 300 heridos), y Londres (julio de 2005, 52 muertos y más de 700 heridos).