All news
|
Print
12 septiembre 2013 - Media release

La clave para mejorar la seguridad es el refuerzo de las capacidades nacionales, declara la Conferencia Regional Africana de INTERPOL

ORÁN (Argelia) – El refuerzo de la capacitación y el aumento del intercambio de información policial, tanto a nivel nacional como regional, son las dos áreas esenciales que es necesario mejorar, en opinión de los altos mandos policiales presentes en la Conferencia Regional Africana de INTERPOL celebrada en Orán (Argelia).

Entre las recomendaciones aprobadas por los delegados al final de la reunión figura el plan estratégico para la región africana en 2014-2016, que prevé la ampliación del uso del sistema I-24/7, la red de comunicación policial de INTERPOL, que es única en su género.

En dicho plan estratégico figura asimismo el apoyo a los jefes de policía de África, a través de las cuatro Oficinas Regionales de INTERPOL en Abiyán, Harare, Nairobi y Yaundé, para detectar y combatir eficazmente los delitos emergentes y a sus autores.

Otras medidas fundamentales aprobadas en la Conferencia han sido:

• Reforzar la seguridad fronteriza para ayudar a la lucha contra el terrorismo en África mediante la utilización de las herramientas y servicios operativos de INTERPOL, la organización de actividades de capacitación y operaciones fronterizas, y un mayor uso de las notificaciones.

• Animar a las Oficinas Centrales Nacionales (OCN) a que proporcionen datos sobre armas de fuego perdidas, robadas u objeto de tráfico o de contrabando, para su introducción en el Sistema de INTERPOL para la Gestión de Registros y el Rastreo de Armas Ilícitas (iARMS).

• Mejorar la lucha contra el tráfico ilícito transnacional de estupefacientes y precursores en la región animando a las OCN a intercambiar datos sobre traficantes de drogas buscados o sospechosos, a fin de permitir su cotejo con la información registrada en las bases de datos de INTERPOL y, de este modo, establecer posibles vínculos con otros datos y facilitar la detección y desarticulación de redes delictivas.

El Presidente de la Conferencia y Vicepresidente de INTERPOL por África, Adamu Mohamed, declaró que esta reunión de tres días ha permitido a los delegados discutir sobre las tendencias delictivas y sobre las estrategias que se debe que poner en práctica para combatirlas.

Y señaló: “Ahora tenemos que asegurarnos de que nuestros debates sean constructivos y contribuyan a la seguridad de los pueblos de África. Esto significa una mayor colaboración entre las OCN y los organismos especializados encargados de la aplicación de la ley con el fin de intercambiar información y alimentar más frecuentemente las bases de datos de INTERPOL."

“Actualmente el sistema de comunicación I-24/7 sigue siendo la herramienta más segura para conectar a las fuerzas policiales a escala internacional, y debemos fomentar y apoyar su expansión a otros organismos encargados de la aplicación de la ley, para que ellos también puedan participar más activamente en la lucha contra la delincuencia transnacional”, concluyó Mohamed.

Antes de la clausura de la Conferencia, los delegados designaron a Congo como sede de la 23ª Conferencia Regional Africana.