All news
|
Print
10 septiembre 2013 - Media release

La conferencia africana de INTERPOL reúne en Argelia a las fuerzas del orden de la región para combatir la delincuencia transnacional

ORÁN (Argelia) – En la inauguración de la 22ª Conferencia Regional Africana de INTERPOL, celebrada en Argelia, se afirmó a los delegados que una planificación estratégica a escala regional y el intercambio rápido de información son esenciales para combatir con eficacia la delincuencia en todas sus formas, desde la trata de personas y el tráfico de armas y de drogas hasta la piratería marítima y el terrorismo. 

Este acto de tres días de duración, del 10 al 12 de septiembre, congrega a más de 170 altos funcionarios de las fuerzas del orden procedentes de 44 países y 10 organizaciones internacionales. En él se abordarán los problemas en materia de seguridad regional y se detectarán los ámbitos en los que cabe mejorar la eficacia y estrechar la cooperación, tanto en el continente africano como en otros lugares.

Abdelghani Hamel, Director General de Seguridad Nacional de Argelia, declaró que el alto número de países miembros que asisten a esta conferencia supone una prueba de su compromiso para combatir las amenazas que en la región africana plantean la delincuencia organizada y el terrorismo.

“No me cabe la menor duda de que los resultados de nuestra labor a lo largo de esta conferencia contribuirán de manera significativa a mejorar nuestras actividades futuras para resolver estos problemas. INTERPOL no solo es el mejor conducto de cooperación internacional a estos efectos, sino que además permite garantizar que nuestros servicios policiales alcancen niveles de rendimiento aún mayores”, indicó Abdelghani Hamel.

La Presidenta de INTERPOL, Mireille Ballestrazzi, animó a los países a ampliar aún más el acceso a las bases de datos mundiales y al sistema de comunicación policial protegida, I-24/7, de esta organización policial internacional, que ya ha permitido realizar grandes avances en el ámbito de la seguridad fronteriza.

“Hace tiempo que África e INTERPOL manifestaron su compromiso para combatir la delincuencia organizada y el terrorismo. Acabar con la amenaza que plantean los grupos terroristas supone concentrarse en eliminar sus capacidades de funcionamiento… y de reclutamiento”, afirmó la Presidenta.

“La ampliación del acceso a las bases de datos de INTERPOL desde los puestos de control fronterizo, puertos y aeropuertos permite a las fuerzas del orden obtener el máximo partido de estas herramientas en pro de la seguridad nacional, regional y mundial”, añadió.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, señaló que los logros alcanzados en toda la región africana ponen de relieve que esta organización policial tiene “la sencilla pero firme convicción de que la cooperación entre los organismos encargados de la aplicación de la ley de los países miembros permite superar los mayores retos”.

“Tanto si se trata del tráfico ilícito de especies de fauna y flora silvestres, seres humanos, armas pequeñas, drogas o medicamentos falsos, como de los problemas que entraña la lucha contra la piratería marítima, el papel de la cooperación policial, tanto a escala regional como internacional, resulta sumamente importante para la prevención de los delitos en África”, afirmó el Secretario General, refiriéndose al reciente éxito de la operación USALAMA.

Esta operación, dirigida por el Comité de Jefes de Policía de África Oriental y la Organización Regional para la Cooperación de Jefes de Policía de África Austral, con el apoyo de las Oficinas Regionales de INTERPOL en Nairobi y Harare, permitió el rescate de más de 300 víctimas de la trata de personas, así como el decomiso de drogas, armas y vehículos robadas y la recuperación de productos de contrabando como marfil y diamantes.

El Secretario General también hizo referencia a la función cada vez más importante de INTERPOL en la lucha contra los delitos medioambientales, tal como lo demuestra la reciente operación WENDI. Esta consiste en una iniciativa dirigida por la organización policial para combatir el tráfico ilícito de marfil de elefante en África Central y Occidental y ha contado con el apoyo de las Oficinas Regionales de Abiyán y Yaundé.

Tan solo con esta operación se logró detener a más de 60 personas y decomisar unos 4.000 artículos hechos de marfil. En este contexto, Ronald Noble animó a los países miembros a asistir a la próxima Conferencia Internacional sobre Cumplimiento y Ejecución de las Normas Ambientales, organizada por INTERPOL y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que se celebrará en Kenia en noviembre.

“Se cree que el tráfico ilícito de marfil da lugar cada año, tan solo en África Oriental, a la caza furtiva de entre 5.600 y 15.400 elefantes. Ante el alarmante aumento de estos delitos, solo nuestra unión y firmeza nos permitirán trazar un plan de actuación que permita ayudar a nuestros 190 países miembros a combatir este nefasto fenómeno y acabar con él”, añadió Ronald Noble.

El Secretario General indicó también que las alianzas han sido fundamentales para ayudar a los países miembros, como en el caso de la financiación recibida de la Unión Europea para el proyecto RELINC, destinado a reconstruir la capacidad policial de Libia, y el proyecto para instaurar el  sistema WAPIS de información policial para África Occidental.

Ronald Noble también hizo hincapié en el apoyo prestado por el Departamento canadiense de Asuntos Exteriores, Comercio y Desarrollo, que ha permitido ampliar el acceso al sistema I-24/7 y llevar a cabo una serie de iniciativas de capacitación destinadas a combatir el terrorismo en el Cuerno de África y en otros lugares.