All news
|
Print
03 agosto 2013 - Media release

INTERPOL publica un aviso mundial sobre la seguridad para aconsejar una mayor vigilancia de la actividad terrorista

LYON (Francia) – Tras las evasiones de presos ocurridas en el último mes en nueve países miembros de INTERPOL, entre ellos Irak, Libia y Pakistán, la sede de la Secretaría General de INTERPOL ha publicado una alerta mundial sobre la seguridad para recomendar un aumento de la vigilancia.

Se sospecha que la mano de Al Qaeda está detrás de varias de las evasiones que han permitido la fuga de cientos de terroristas y otros delincuentes, por lo que en su aviso INTERPOL solicita la ayuda de sus 190 países miembros para determinar si estos hechos son fruto de una labor coordinada o si están relacionados entre sí.

INTERPOL ha pedido a sus países miembros que sigan de cerca toda información relacionada con estas evasiones y con los presos evadidos, y que la traten con la mayor rapidez. También les ha pedido que avisen al país miembro que corresponda y a la Secretaría General en caso de localizar a algún evadido o de conseguir información que pueda servir para evitar otro atentado terrorista.

El personal del Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL -que está operativo de forma permanente- y de otras unidades especializadas también ha recibido instrucciones para tratar con prioridad los datos y la información relacionados con las evasiones o con tramas terroristas, y para informar inmediatamente a los países miembros interesados de todo nuevo dato que puedan conseguir.

En agosto se cometieron violentos atentados terroristas en Mumbai (India) y Gluboky (Rusia), y también en Yakarta (Indonesia). Esta semana también se cumple el 15º aniversario de los atentados contra las Embajadas de Estados Unidos en Nairobi (Kenia) y Dar es-Salaam (Tanzania), en los que murieron más de 200 personas, la mayoría de ellas africanas, y 4.000 resultaron heridas.

En los últimos años se han producido actos terroristas contra representaciones diplomáticas en Afganistán, Grecia, India, Kenia, Libia, Pakistán, Perú, Arabia Saudí, Siria, Tanzania, Turquía y Yemen, que provocaron cientos de víctimas de todas las nacionalidades.

Por otra parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha publicado una alerta mundial tras recibir información fidedigna según la cual Al Qaeda y los grupos vinculados a ella siguen planeando cometer atentados entre estos momentos y el 31 de agosto, especialmente en Próximo Oriente y el Norte de África. Además del cierre puntual el 4 de agosto de más de 20 de misiones diplomáticas en el extranjero anunciado por Estados Unidos, el Foreign Office británico ha confirmado el cierre de la Embajada del Reino Unido en Yemen los días 4 y 5 de agosto.