All news
|
Print
10 abril 2013 - Media release

La lucha contra la ciberdelincuencia a escala mundial exige una colaboración más estrecha entre los organismos encargados de la aplicación de la ley y el sector privado, declara el jefe de INTERPOL

INTERPOL va a cooperar con Kaspersky Lab para crear ciberalertas sobre peligros graves de alcance mundial planteados por Internet


WASHINGTON D.C. (Estados Unidos) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró que las iniciativas mundiales contra la ciberdelincuencia y para la mejora de la ciberseguridad exigen una colaboración más estrecha entre los organismos encargados de la aplicación de la ley y las empresas del sector privado especializadas en la seguridad en Internet, así como una armonización de la normativa vigente en los distintos países.

En una intervención efectuada el miércoles, en el marco de la 3a Conferencia internacional sobre implicación en el ciberespacio, celebrada en la universidad de Georgetown, Noble declaró que los funcionarios especializados que investigan los casos de ciberdelincuencia tienen que orientarse “en un complejo y arduo laberinto” de leyes y procedimientos nacionales diversos en materia de ciberdelincuencia, solo comparable a los distintos grados de capacidad para combatir el problema.

“Los ciberdelincuentes han mostrado una extraordinaria capacidad para distanciar a las fuerzas del orden, que siguen estando mal equipadas para combatir los casos de ciberdelincuencia que afectan a más de un país”, señaló el Secretario General.

“Algunos países no disponen de leyes o procedimientos comunes para luchar contra la ciberdelincuencia, mientras que otros están más avanzados en la materia. Debemos animar a todos los países a elaborar leyes y prácticas, y al mismo tiempo contribuir a la capacitación de los que necesitan nuestra ayuda”, afirmó el jefe de INTERPOL.

Ronald Noble declaró que el creciente imperativo consistente en que las fuerzas del orden de todo el mundo dispongan de la formación y los conocimientos técnicos necesarios para actuar contra la ciberdelincuencia, dentro de un sistema mundialmente compatible, es la razón por la que los países de todo el planeta han apelado a la organización policial mundial y al Complejo Mundial de INTERPOL para la Innovación (CMII), que abrirá sus puertas en Singapur en 2014.

“Nuestros esfuerzos permitirán aumentar la ciberseguridad y obrar con miras a la elaboración de un proyecto de ciberentorno seguro, estable y previsible, uno de cuyos objetivos será articular una ciberestrategia mundial destinada a armonizar la respuesta de los organismos encargados de la aplicación de la ley ante la ciberdelincuencia”.

Pero el jefe de INTERPOL añadió que, si bien las fuerzas del orden deben estar preparadas para reaccionar ante la ciberdelincuencia, la prevención de este fenómeno también constituye una alta prioridad.

Con este fin, INTERPOL organizará en Lyon (Francia), junto con el Ministerio del Interior de este país, el primer Foro Internacional sobre Tecnologías para un Mundo más Seguro, que tendrá lugar en julio de 2013. Al mismo acudirán representantes de las fuerzas del orden, el sector empresarial, las instancias decisorias y los centros de investigación, para debatir sobre tecnologías que pueden anticipar y prevenir la delincuencia, protegiendo al mismo tiempo a personas y empresas contra esta.

Refiriéndose a las relaciones de colaboración que INTERPOL y el CMII están estableciendo con otras organizaciones y con el sector privado, para dotar a la policía en una ventaja colectiva ante la ciberdelincuencia, el Secretario General señaló que INTERPOL ha forjado una alianza con Kaspersky Lab, a fin de que los organismos encargados de la aplicación de la ley puedan sacar partido del “extraordinario” bagaje de conocimientos especializados, experiencia y competencias que posee esta empresa en el ámbito de la protección de los ciudadanos y el mundo empresarial contra los ciberdelincuentes.

“INTERPOL debe coordinar sus esfuerzos con todos los países, colaborar con organizaciones como Europol, y trabajar con las entidades pertinentes del sector privado, con objeto de mejorar la capacidad de los equipos de primera intervención y mantener Internet lo más libre posible de actividades delictivas”, añadió el jefe de INTERPOL.

A este respecto, el Secretario General informó a los asistentes de que INTERPOL tiene la intención de colaborar con los sistemas y los analistas de Kaspersky Lab, a fin de crear la primera ciberalerta de la historia de INTERPOL, que se emitirá cada vez que se detecte un código malicioso, un malware o cualquier actividad de ciberdelincuencia que conlleve graves repercusiones mundiales.