All news
|
Print
21 febrero 2013 - Media release

Un amplio grupo especializado mundial de INTERPOL se centra en los autores del amaño de partidos

La imposibilidad de intercambiar rápidamente información policial a través de las fronteras deja el campo abierto a la delincuencia


KUALA LUMPUR (Malasia) – El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha advertido hoy de que si las leyes y las autoridades judiciales no permiten a la policía intercambiar información en tiempo real, no se podrá ganar la batalla a escala mundial contra el amaño de partidos.

El Jefe de INTERPOL declaró que se debe proporcionar a la policía y a los fiscales un marco jurídico que les permita intercambiar los datos susceptibles de tener repercusiones a escala mundial en las investigaciones en curso, y señaló que “los procedimientos encaminados a mantener el secreto de una  investigación dentro de cada jurisdicción ya pasaron a la historia”.

En su discurso ante los asistentes a la conferencia internacional de INTERPOL “El amaño de partidos: el lado feo de un deporte hermoso”, celebrada en Malasia,  afirmó que cabe sentirse orgulloso de la infraestructura creada y las iniciativas adoptadas, pero que las leyes y las prácticas obsoletas dejan a las fuerzas del orden “por detrás” de los delincuentes.

“No es que los organismos encargados de la aplicación de la ley carezcan de tecnología, lo que nos falta en conjunto es la costumbre y el poder jurídico de aprovechar estos avances. Por desgracia, los delincuentes están explotando la  velocidad y flexibilidad que ofrecen la tecnología del siglo XXI y las organizaciones de apuestas”, declaró Ronald Noble.

“Los organismos encargados de la aplicación de la ley ya no pueden limitarse a investigar delitos cometidos hace tiempo en una jurisdicción. El intercambio de información en tiempo real y a escala mundial evitará que las pruebas desaparezcan y los sospechosos se den a la fuga, y permitirá  prevenir delitos en otras jurisdicciones”.

“Si los investigadores pudiesen acceder a las pruebas y a los datos sobre la identidad de los presuntos delincuentes y sobre los lugares donde ha habido partidos sospechosos cuando la información es todavía reciente, muchos países podrían ocuparse de los autores de estos delitos, con lo cual a estos les resultaría más difícil obrar libremente, ya que podrían ser objeto de acciones legales en varios países simultáneamente”, declaró el Jefe de INTERPOL.  

El Secretario General hizo referencia a la operación VETO: todos los casos nuevos tuvieron lugar fuera de la Unión Europea y las leyes y acuerdos actuales impidieron el intercambio rápido entre países de pruebas de delitos. 

A fin de poder prestar un apoyo más eficaz a cada uno de los 190 países miembros de INTERPOL, Ronald Noble anunció que esta organización ampliará el mandato de su grupo especializado sobre amaño de partidos y que Singapur ya ha designado a los funcionarios que se desplazarán hasta la sede de INTERPOL una vez estén disponibles los datos de la investigación.

“Las autoridades encargadas de la aplicación de la ley de todo el mundo necesitan esta información y están preparadas para tratarla. Sé por experiencia que una vez que las autoridades de Singapur reciban pruebas fundadas de delitos perpetrados en su país, por uno de sus ciudadanos o por un extranjero, la policía reaccionará con rapidez para localizar y detener al delincuente, de modo que el estado de derecho pueda seguir su curso”, declaró el Sr. Noble.

“Como primera medida, necesitamos hacer llegar a la policía de Singapur y a las fuerzas del orden de todo el mundo las pruebas del supuesto amaño de partidos realizado por un grupo de delincuencia organizada transnacional con base en ese país, a fin de que se pueda investigar exhaustivamente y reaccionar ante esta información de manera adecuada”, concluyó el Jefe de INTERPOL.

  • Remarks by Ronald K. Noble, INTERPOL Secretary General