All news
|
Print
18 julio 2013

Dactiloscopia para reforzar la lucha contra la piratería marítima

VICTORIA (Seychelles) – Teniendo en cuenta que la recopilación y transmisión de pruebas son esenciales para la lucha que actualmente se lleva a cabo contra la piratería marítima, INTERPOL ha proporcionado a la comunidad encargada de la aplicación de la ley de Seychelles un equipo especializado de recogida y transmisión de huellas dactilares.

El Sistema Automático de Identificación Dactilar (SAID) ha sido instalado como parte del proyecto de capacitación policial sobre rutas marítimas críticas en África Oriental (CRIMLEA), puesto en marcha por el Grupo de INTERPOL Especializado en Piratería Marítima y financiado por la Unión Europea.

Durante la inauguración del SAID, Joel Morgan, Ministro de Interior y Transportes de Seychelles, afirmó que el sistema –que ya ha dado lugar a numerosas identificaciones– añadía otra dimensión al trabajo policial en el marco de las investigaciones nacionales e internacionales.

“No se puede luchar en solitario contra los delincuentes implicados en el tráfico de personas, el narcotráfico, la piratería o los fraudes. Los delincuentes transnacionales utilizan la tecnología en su beneficio, pero hoy día nosotros también estamos mejor equipados para ayudar a nuestros colaboradores de los servicios encargados de la aplicación de la ley a combatir estos delitos”, afirmó Morgan.

En la inauguración también estuvieron presentes Lindsay Skoll, Alta Comisionada británica en las Seychelles, Geneviève Iancu, Embajadora francesa, y Ernest Quatre, Director General de la Policía de Seychelles.

El Director Ejecutivo de los Servicios Policiales de INTERPOL, Jean-Michel Louboutin, elogió a Seychelles por su activa participación en la lucha contra este tipo de delincuencia y declaró que este nuevo equipo facilitará enormemente el trabajo de la policía.

Asimismo afirmó: “La piratería es un tipo de delincuencia transnacional muy complejo por la cantidad de personas implicadas y por la dificultad que supone reunir y procesar pruebas en el problemático entorno marítimo”.

“La comparación de las huellas dactilares recogidas en el lugar de los hechos con las registradas en las bases de datos ha sido y continuará siendo uno de los medios más efectivos para la identificación”.

“La sólida cooperación internacional, con un enfoque colectivo y práctico, es la única alternativa para combatir la piratería marítima de forma eficaz, y una parte esencial es el intercambio de información, como la relativa a huellas dactilares”, añadió el Sr. Louboutin, refiriéndose el éxito conseguido con el traslado reciente de dos piratas a Seychelles por parte de EU NAVFOR como resultado de la identificación de sus huellas dactilares vía INTERPOL.

El 19 de febrero de 2013 se enviaron a INTERPOL las huellas dactilares de nueve sospechosos capturados en el océano Índico por una embarcación neerlandesa de la EU NAVFOR. Una comparación entre las bases de datos mundiales reveló una coincidencia con dos personas que formaban parte de un grupo de cinco piratas detenidos en diciembre de 2012 por una embarcación belga, también de la EU NAVFOR, cuyas huellas dactilares se habían enviado a INTERPOL.

El proyecto trienal (2011 – 2013) CRIMLEA, con un coste de 1.6 millones de euros, permite a los servicios nacionales encargados de la aplicación de la ley combatir la piratería marítima y el robo a mano armada en alta mar mediante investigaciones preventivas eficaces, especialmente reforzando las capacidades forenses y de investigación.

Entre septiembre de 2012 y mayo de 2013, más de 160 agentes de las fuerzas del orden de cinco países de la región recibieron formación en diferentes ámbitos, como investigación del lugar de los hechos, análisis de datos policiales e investigación de la delincuencia financiera.

El objetivo del programa CRIMLEA es mejorar las capacidades de los siete países de la costa de África Oriental (Kenia, Mauricio, Seychelles, Somalia, Tanzania, Yibuti y Yemen) para combatir la piratería marítima en el océano Índico y en el Golfo de Adén.