All news
|
Print
05 abril 2013

Marruecos acoge el primer curso de INTERPOL sobre tráfico de productos ilícitos dirigido a la región de Oriente Próximo y el Norte de África

MARRAKECH (Marruecos) – Mandos de las fuerzas del orden de distintos países de Oriente Próximo y el Norte de África se han reunido esta semana para asistir al primer congreso sobre capacitación en materia de tráfico de productos ilícitos impartido en la región.

Esta actividad de  formación de tres días (2 - 4 de abril), que ha sido organizada conjuntamente por la Subdirección de INTERPOL de Tráfico de Productos Ilícitos y la Dirección General de Seguridad Nacional de Marruecos, ha reunido a unos 75 policías, aduaneros y fiscales de 15 países de la región: Arabia Saudí, Argelia, Comoras, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Mauritania, Marruecos, Omán, Sudán, Túnez y Yemen.

Los participantes debatieron los problemas planteados por el tráfico ilícito y las redes delictivas involucradas en él, así como el modo de crear vías para reforzar la cooperación regional e internacional con miras a combatir más eficazmente este fenómeno a escala mundial. El congreso abordó asimismo una de las soluciones que ofrecen los organismos encargados de la aplicación de la ley frente al tráfico ilícito: el papel que desempeñan los jueces.

Tras subrayar que los participantes en el curso aportaron perspectivas distintas y revelaron nuevos aspectos de la falsificación y el tráfico de productos ilícitos, Abdelmajid Chadili, Director de la Policía Judicial de Marruecos, declaró: “La Policía Judicial de Marruecos celebra y apoya las iniciativas de INTERPOL contra el tráfico de productos ilícitos, y este acto es un ejemplo de cómo podemos aunar esfuerzos en la región del Próximo Oriente y el Norte de África para alcanzar resultados positivos.”

“La Policía Judicial de Marruecos seguirá colaborando con INTERPOL y la comunidad policial internacional para hacer frente a la actividad delictiva de fabricación y tráfico de productos ilícitos en Marruecos y en otros países”, concluyó Chadili.

Entre los asuntos tratados en el curso figuran las estrategias en materia de aplicación de la ley, el establecimiento de alianzas con el sector privado, la protección de marcas a escala mundial, el aumento del comercio ilegal en línea, las vías para mejorar la cooperación, los mecanismos jurídicos eficaces, las iniciativas y operaciones fructíferas, así como las repercusiones a gran escala del comercio ilícito.

El curso, que contó con el apoyo de la Policía Judicial de Marruecos y la participación de expertos en delincuencia contra la propiedad intelectual y tráfico ilícito procedentes de Europa, Dubai, Jordania, Arabia Saudí y Estados Unidos, se celebró en el marco de la iniciativa de INTERPOL contra el Tráfico de Productos Ilícitos, que tiene por objeto descubrir y desarticular las redes de delincuencia organizada dedicadas a la fabricación y distribución de productos ilícitos.

“La región de Próximo Oriente y el Norte de África tiene gran importancia en la lucha a escala mundial que lleva a cabo INTERPOL contra el tráfico de bienes ilícitos, por lo que nos congratulamos de haber organizado en Marruecos este primer curso de INTERPOL en la región. Debemos estar aquí para apoyar a las autoridades en su lucha contra el tráfico ilícito”, declaró Roberto Manríquez, Subdirector en funciones de la Subdirección de INTERPOL de Tráfico de Productos Ilícitos.

Un factor esencial en la lucha contra este tipo de tráfico es la cooperación estrecha entre las fuerzas del orden y el sector privado. Por ello, representantes de sectores industriales especialmente afectados, como creadores de tecnologías, fabricantes de calzado y de ropa, empresas de grabación de películas, las tabaqueras y fabricantes de cosméticos, también han asistido a este curso para compartir sus experiencias.

Roberto Manriquez, Acting Assistant Director