All news
|
Print
21 diciembre 2012

Curso de INTERPOL en Nepal sobre el empleo de información policial en las investigaciones sobre el medio ambiente

DHULIKHEL (Nepal) – Una treintena de altos mandos de servicios de lucha contra delitos medioambientales, procedentes de once países asiáticos, se han reunido en Nepal para asistir a un curso sobre el empleo de información policial y la gestión de la información para actuar contra los delitos de que es víctima el medio ambiente.

Este curso de cinco días (del 17 al 21 de diciembre), organizado por INTERPOL, su Oficina Central Nacional (OCN) de Katmandú y la red SAWEN encargada de la aplicación de la ley para la protección de las especies silvestres en Asia meridional, tiene por objetivo potenciar la capacidad de las fuerzas del orden de la región para luchar contra los delitos medioambientales, y especialmente contra la caza furtiva y el tráfico ilícito de tigres y otros grandes felinos asiáticos.

Los participantes, procedentes de servicios policiales, aduaneros y de defensa del medio ambiente, aprendieron distintos métodos para utilizar con eficacia las herramientas de gestión de la información que les ofrece INTERPOL para hacer frente a los delitos contra el medio ambiente, e intercambiaron buenas prácticas y técnicas de utilidad en este tipo de investigaciones. El curso se presentó en forma de formación de formadores, por lo que a su regreso a sus países los asistentes podrán transmitir lo aprendido a sus colegas.

“Los delitos contra el medio ambiente están cada vez más en manos de la delincuencia organizada transnacional, por lo que para hacerles frente es fundamental llevar a cabo programas de capacitación”, declaró David Higgins, jefe del Programa de INTERPOL sobre Delitos contra el Medio Ambiente.

Los países que enviaron participantes al curso fueron Afganistán, Bangladesh, Bután, China, India, Indonesia, Maldivas, Malasia, Nepal, Pakistán y Sri Lanka.

Esta actividad se celebró en el marco del proyecto de INTERPOL denominado PREDATOR, destinado a proteger a los tigres que quedan en el mundo en estado salvaje. Entre los organismos que prestaron su apoyo para la celebración del curso se encuentran la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), el Departamento británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, la red SAWEN, la red TRAFFIC de vigilancia del comercio de especies silvestres, la empresa consultora Good Governance Group (G3), la organización WWF de Nepal y la fundación para la conservación de la naturaleza, National Trust.