All news
|
Print
19 diciembre 2012

INTERPOL imparte formación en Sudán para impulsar la lucha en la región contra la trata de personas y el tráfico de migrantes

JARTUM (Sudán) – La puesta en común de métodos eficaces para combatir la trata de personas y el tráfico de migrantes fue el tema central de un taller de INTERPOL que contó con 25 participantes procedentes de 10 países de África Oriental.

El objetivo de este taller de tres días de duración (12-14 de diciembre) celebrado en Sudán era reforzar la cooperación policial para luchar contra la trata y el tráfico de personas y contra la inmigración ilegal, mediante el intercambio de conocimientos especializados y buenas prácticas. Con este curso se pretendía ofrecer a los participantes información sobre las herramientas disponibles para la investigación de la trata de personas, así como sobre la situación actual y las partes implicadas.

Adil Al-Agib, Subdirector de las Fuerzas Policiales de Sudán, subrayó la importancia de la cooperación regional entre INTERPOL y los países de África Oriental en materia de lucha contra la trata y el tráfico de personas.

Los participantes asistieron a explicaciones sobre cómo descubrir a las personas que utilizan documentos de viaje auténticos para entrar ilegalmente en un país, y especialmente sobre el modo de emplear la base de datos de INTERPOL de documentos de viaje robados y perdidos, así como sobre distintos temas como los distintos marcos jurídicos internacionales, diferentes tendencias y evaluaciones regionales, los métodos utilizados por los traficantes, las técnicas de investigación del lugar de los hechos, la seguridad fronteriza y la inspección de documentos de viaje, y las técnicas de interrogatorio.

Asimismo, un representante de la Organización Internacional para las Migraciones informó a los participantes de la labor llevada a cabo en la región por dicha entidad.

Hamid Mannan Mohamed, antiguo miembro del Comité Ejecutivo de INTERPOL, hizo hincapié en la importancia de la red mundial de INTERPOL de comunicación policial protegida I-24/7 para el intercambio de información, así como en la necesidad de utilizar las bases de datos de INTERPOL para luchar contra la delincuencia transnacional.

Asistieron a esta formación representantes de Burundi, Eritrea, Etiopía, Ruanda, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Uganda y Yibuti.