All news
|
Print
18 septiembre 2012

Gracias a un programa financiado por Estados Unidos, funcionarios de primera línea de América Central podrán utilizar herramientas de alcance mundial de INTERPOL

CIUDAD DE PANAMÁ (Panamá) – Funcionarios de las fuerzas del orden de América Central disponen ya de acceso directo a herramientas de alcance mundial de INTERPOL, en el marco de un programa financiado por Estados Unidos destinado a apoyar los esfuerzos para hacer frente a los problemas que afectan a la seguridad regional, tales como las bandas transnacionales, el tráfico de armas y drogas, y la trata de personas.

Gracias a dicho programa, cifrado en 2.500.000 USD, a partir de ahora, investigadores especializados de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá pueden acceder directamente a las bases de datos mundiales de INTERPOL, entre ellas las de personas buscadas, vehículos robados, huellas dactilares, perfiles de ADN y documentos de viaje robados y perdidos ‑que actualmente contienen casi 34 millones de entradas procedentes de más de 160 países‑, y realizar búsquedas en ellas.

Los funcionarios que trabajan en puntos de tránsito clave, como aeropuertos y puestos de control fronterizo, ya están también conectados al sistema mundial de comunicación protegida de INTERPOL, a fin de aumentar el intercambio de información general y policial a escala regional y mundial.

El programa, financiado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, se había puesto en marcha en abril de 2010 y se clausuró oficialmente el pasado 11 de septiembre, en la ceremonia de inauguración de la nueva oficina de INTERPOL en el aeropuerto Tocumen de Panamá, a la que asistió el Presidente de la organización policial, Khoo Boon Hui.

“A medida que la delincuencia se globaliza, es necesario que las fuerzas policiales estén “conectadas”, no solo dentro de sus jurisdicciones nacionales, sino también más allá de ellas”, declaró el Presidente, quien señaló que solo en 2011 se intercambiaron a través del sistema I-24/7 unos 17 millones de mensajes.

“Este proyecto constituye una base sólida para mejorar la cooperación policial, no solo entre los países de la región de América Central, sino también con el resto del mundo”.

“Nuestro objetivo ahora es aprovechar al máximo estas herramientas y servicios y contribuir decisivamente a construir un mundo más seguro para todos”, concluyó el Sr. Khoo.

El proyecto, financiado por la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Washington DC, comprende el mantenimiento de los equipos y sesiones de formación para garantizar el uso de estos recursos de la manera más amplia y constante posible.

El Jefe de la OCN de Washington y Vocal del Comité Ejecutivo por las Américas, Timothy Williams, señaló: “Este programa no solo reforzará el alcance internacional de INTERPOL y conducirá a un mayor número de detenciones en todo el mundo, sino que además optimizará la función de las fuerzas del orden de los países de América Central, que se beneficiarán enormemente de los recursos disponibles a través de INTERPOL. Con este programa se mejorará la eficacia de dichas fuerzas del orden y se aumentará el acceso de los países de la región a recursos necesarios y bases de datos mundiales sobre delincuencia, lo que les permitirá colaborar en la lucha contra la delincuencia y poner a los delincuentes en manos de la justicia”.