All news
|
Print
07 junio 2012

La policía francesa desmantela una red delictiva que había organizado cientos de robos

Operación apoyada por INTERPOL y Europol


Una operación dirigida contra una red delictiva de ciudadanos georgianos y armenios presuntamente implicados en más de 300 robos, llevada a cabo por las fuerzas del orden francesas con apoyo de INTERPOL y Europol, ha concluido con la detención de 21 personas y la recuperación de grandes cantidades de oro y joyas.

La red estaba estructurada en distintos niveles jerárquicos, que comprendían a ladrones y jefes de equipos, y estaba coordinada por al menos un “ladrón dentro de la ley”, un delincuente situado en la cúpula que se encargaba de la organización y supervisión. Se sospecha que la red había cometido una serie de robos en viviendas y comercios de la zona de Limoges, del norte de Francia y Bélgica, país este último al que se enviaban los bienes para su venta.

La investigación, dirigida por la oficina central francesa de lucha contra la delincuencia itinerante y la Gendarmería de Limoges, contó desde el principio con el apoyo de especialistas de Europol, quienes facilitaron el intercambio de información policial, proporcionaron informes analíticos y prestaron asistencia inmediata a la operación desde una oficina móvil.

Durante la fase operativa, que tuvo lugar el 4 de junio, INTERPOL facilitó su apoyo in situ para identificar a las personas detenidas mediante la comprobación de huellas dactilares, el acceso a sus bases de datos mundiales y el intercambio de mensajes con sus Oficinas Centrales Nacionales.

Las cifras relativas a las detenciones y los decomisos son provisionales y es probable que en los próximos días, a medida que prosiga la operación, aumenten.