All news
|
Print
25 noviembre 2011 - Media release

El jefe de la seguridad de Río 2016 es informado, durante una visita a INTERPOL, de diversas iniciativas en materia de aplicación de la ley

LYON (Francia) – El Dr. Luiz Fernando Corrêa, Director de Seguridad del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río 2016, ha sido informado sobre una serie de iniciativas de seguridad de INTERPOL encaminadas a prestar apoyo a los organismos encargados de la aplicación de la ley en todo el mundo.

Durante su visita, el viernes, a la sede de la Secretaría General de INTERPOL, en la que se entrevistó con el Secretario General, Ronald Noble, el Sr. Corrêa fue informado de los diversos servicios y herramientas que la organización policial mundial ofrece a sus 190 países miembros, entre los que figura el envío de unidades de apoyo de INTERPOL para grandes acontecimientos internacionales.

El Dr. Corrêa declaró: “Es fundamental sacar partido de la histórica cooperación entre INTERPOL y Brasil con vistas a nuestra futura colaboración con el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río en 2016. Tal apoyo debe empezar lo antes posible, para contribuir a garantizar la seguridad de los Juegos”.

El Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, señaló que la visita de la delegación brasileña a INTERPOL es "una notable oportunidad" para afrontar colectivamente los retos que conlleva la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

“La seguridad es un factor esencial para la organización y celebración de importantes acontecimientos deportivos. Teniendo en cuenta los millones de visitantes que probablemente acudirán a estos juegos, el mantenimiento de la seguridad en los mismos supone un reto inmenso para los organismos encargados de la aplicación de la ley”, declaró el Secretario General.

“Para garantizar la seguridad de un gran acontecimiento deportivo internacional, se requiere una coordinación policial oportuna a escala mundial y el acceso a bases de datos policiales igualmente de carácter mundial, y esto es precisamente lo que INTERPOL aporta a sus países miembros”.

“Es fundamental que todas las partes interesadas, incluidas las fuerzas del orden, las asociaciones deportivas nacionales e internacionales, las autoridades gubernamentales y el sector privado, trabajen hombro con hombro para hacer frente a este complejo desafío en materia de seguridad”, concluyó el jefe de INTERPOL.

Los miembros de las unidades de apoyo de INTERPOL para grandes acontecimientos ayudan a los funcionarios de enlace nacionales y extranjeros de los países participantes en ellos a utilizar del modo más eficaz posible toda la gama de bases de datos de la organización policial, como la dedicada a los documentos de viaje robados y perdidos, que cuenta hoy en día con más de 30 millones de registros. Asimismo, facilitan el intercambio en tiempo real de mensajes y de información policial esencial, como huellas dactilares, fotos, notificaciones sobre personas buscadas por la justicia y datos sobre vehículos robados.

Hasta la fecha, unas 70 unidades de apoyo de INTERPOL para grandes acontecimientos han prestado apoyo a diversos países situados en todas las regiones del mundo, y el próximo envío de una unidad de estas características está previsto para los Juegos Olímpicos de verano de 2012, que se celebrarán en Londres.

La mayor unidad de apoyo para grandes acontecimientos en toda la historia de INTERPOL, formada por 50 funcionarios de 32 países, se desplegó en 2010 para prestar apoyo a la Policía de Sudáfrica antes de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA, y durante la celebración de esta.

Entre los miembros de la delegación encabezada por el Dr. Corrêa figuraban asimismo Jorge Barbosa Pontes, Director de la Policía Federal, funcionario de la Embajada de Brasil en París y ex miembro del Comité Ejecutivo de INTERPOL, y
Flavia Diniz, Responsable de Relaciones Institucionales en el ámbito de la Seguridad del Comité Organizador de Río 2016.