All news
|
Print
01 julio 2011 - Media release

El jefe de INTERPOL advierte a los ministros y jefes de policía europeos de deficiencias en la seguridad

LA HAYA (Países Bajos) – El terrorismo informático y el aumento de los desplazamientos aéreos constituyen las dos principales amenazas a la seguridad mundial, según declaró Ronald Noble, Secretario General de INTERPOL, ante los ministros, representantes de la Unión Europea y altos funcionarios de los organismos encargados de la aplicación de la ley presentes en la Convención de Jefes de Policía Europeos.

Esta conferencia de tres días de duración, que tuvo lugar entre el 29 de junio y el 1 de julio, se centró en el modo de combatir y prevenir la delincuencia organizada y el terrorismo. A ella asistieron 200 jefes de policía europeos, altos funcionarios de los organismos encargados de la aplicación de la ley y especialistas académicos. La reunión coincide con la inauguración oficial de la nueva sede de Europol.

El dirigente máximo de INTERPOL afirmó que el nuevo y moderno edificio de Europol pone de relieve la necesidad de que las fuerzas del orden estén equipadas con instalaciones auténticamente de vanguradia para combatir a los terroristas y delincuentes de hoy día, quienes son extremadamente rápidos para adaptarse a las nuevas tecnologías y aprovecharlas. A este respecto, destacó en qué medida la cooperación entre INTERPOL y Europol había adquirido un nuevo impulso en los últimos años, y añadió que ello es debido en gran parte a “las expectativas y el compromiso en relación con la cooperación policial internacional, en Europa y más allá” del Director de Europol, Rob Wainwright.

El dirigente del organismo policial mundial señaló que para lograr una colaboración eficaz entre las fuerzas del orden en el mundo globalizado de hoy día, donde se realizan más viajes internacionales que nunca hasta ahora, y ante las expectativas de que el número de los pasajeros que se desplazan por vía aérea aumente hasta los tres mil millones en 2014, la estrategia de seguridad actual consistente en el control físico de las personas antes de proceder al embarque podría dejar de ser viable. Es preciso aplicar más sistemas de alarma, como el cotejo sistemático de pasaportes en las bases de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos, la única en el mundo de estas características.

Se comunicó a los delegados que, gracias a las soluciones técnicas desarrolladas por INTERPOL, ahora los agentes situados en los puestos fronterizos pueden comprobar al instante el documento de una persona que intenta entrar en un país en la base de datos sobre documentos de viaje robados y perdidos, que contiene 28 millones de registros aportados por 158 países, de los cuales 131 no pertenecen a la Unión Europea y facilitan información que no está contenida en el Sistema de Información de Schengen.

“Ahora, casi diez años después de los atentados del 11 de septiembre, considero que es el momento de hacer un balance, examinar los logros alcanzados y ver lo que puede quedarnos por delante  en los años venideros”, afirmó el Secretario General.

“Puede que no seamos capaces de prever con exactitud la forma que el terrorismo adoptará en cinco, diez o veinte años, pero sabemos algo fundamental: los terroristas necesitarán documentos falsos en algún momento de su estrategia mortífera y el hecho de que el sistema de INTERPOL facilite el acceso a nuestras bases de datos constituye una medida importante para detenerlos antes de que estén listos para apretar el gatillo”, añadió el dirigente de esta organización policial.

El Secretario General participó en la mesa redonda ministerial que tuvo lugar el pasado viernes y contó con la presencia de Cecilia Malmström, Comisaria de Interior de la Unión Europea. En esta ocasión, el Sr. Noble reiteró las preocupaciones en materia de seguridad informática que ya había expresado en su discurso del día anterior, es decir, el hecho de que la cooperación internacional es una necesidad urgente para enfrentarse colectivamente a los peligros que representan los delitos informáticos.  

“En algún momentos los terroristas llevarán a cabo ataques informáticos contra empresas de infraestructuras básicas en Europa y en otros lugares. Actualmente apenas se coopera a escala internacional para intercambiar información relativa al control de personas con acceso privilegiado a los sistemas informáticos de apoyo a estas infraestructuras, y estoy firmemente convencido de que esta deficiencia en la seguridad debería preocuparnos a todos”, concluyó el Sr. Noble.

INTERPOL Secretary General Ronald K. Noble (left) told the European Police Chiefs Convention that cyberterrorism and increased air travel are among the greatest threats to global security.