All news
|
Print
04 marzo 2011 - Media release

INTERPOL publica una alerta mundial a raíz de la resolución de la ONU por la que se imponen sanciones al Coronel Gadafi y otros ciudadanos libios

Se anima a las policías de los Estados miembros a que faciliten a través de INTERPOL la información solicitada por el fiscal de la Corte Penal Internacional


LYON (Francia) - INTERPOL ha publicado una alerta mundial, conocida como notificación naranja, sobre el Coronel Gadafi y otros 15 ciudadanos libios, entre ellos varios familiares y estrechos colaboradores suyos, con miras a avisar a los países miembros del peligro que plantea el desplazamiento de tales personas y la transferencia de sus activos y ayudar a dichos países a aplicar las sanciones previstas en la resolución 1970 (2011) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como para reforzar el apoyo que esta organización policial presta en la investigación emprendida por la Corte Penal Internacional sobre presuntos crímenes contra la humanidad perpetrados en Libia.
INTERPOL ha introducido en sus bases de datos los elementos de identificación de cada una de las personas objeto de las sanciones de la ONU ‑prohibición de viajar y congelación de activos‑ y los ha transmitido a los funcionarios encargados de la aplicación de la ley que trabajan en primera línea en lugares estratégicos, como los puestos de control fronterizo. Por su parte, la alerta de INTERPOL contribuirá a garantizar que las fuerzas del orden de cada uno de sus 188 países miembros sean capaces de tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles y aplicar la prohibición de viajar a los 16 ciudadanos libios, así como la congelación de los activos a seis de ellos. Las personas objeto de la notificación naranja han participado, como autores o cómplices, en la planificación de ataques, bombardeos aéreos incluidos, contra la población civil.
A raíz de la publicación de esta alerta, el Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL, sito en la sede de su Secretaría General, en Lyon, se pondrá en contacto con las Oficinas Centrales Nacionales de la organización policial mundial para reunir y mantener actualizada toda la información pertinente, a fin de garantizar que los ciudadanos libios en cuestión no eludan la prohibición de viajar ni la congelación de sus activos.
El Consejo de Seguridad de la ONU ha sometido a la consideración de la Corte Penal Internacional los hechos recientemente ocurridos en Libia, y ha pedido a todos los Estados y a las organizaciones internacionales interesadas que cooperen plenamente con el fiscal y la Corte en relación con este asunto. El Secretario General de la organización policial ha declarado lo siguiente: “El Estatuto de INTERPOL establece claramente el mandato de desarrollar la más amplia asistencia recíproca entre las autoridades encargadas de la aplicación de la ley de los países miembros de nuestra organización policial, dentro del respeto a la Declaración Universal de Derechos Humanos y con miras a prevenir las violaciones graves de los derechos humanos”.
“Nuestra máxima prioridad es esforzarnos por proteger a la población civil tanto de Libia como de cualquier país al que estos ciudadanos libios puedan desplazarse o tratar de transferir sus activos”, ha señalado el Sr. Noble.
“Si se espera que los Estados miembros apliquen eficazmente la prohibición de viajar a estas personas y congelen sus activos para impedir que cometan delitos graves y violaciones de los derechos humanos, deberán poder acceder inmediatamente a datos fiables. El sistema de comunicación mundial protegido y las bases de datos de INTERPOL les permitirán acceder a la información en la que podrán basar su actuación. Por su parte, el fiscal de la Corte Penal Internacional necesitará disponer de herramientas seguras para recopilar e intercambiar la información pertinente para su investigación, e INTERPOL puede proporcionarlas”.
“Nuestra cooperación con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para la aplicación de las sanciones impuestas a estas personas es estrecha y lo será aún más. Cuando el Comité de las Naciones Unidas que se ocupa del seguimiento de la aplicación de estas sanciones haya tenido la oportunidad de considerar el asunto, nuestra organización tratará de que se publiquen notificaciones especiales de INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre dichas personas y de garantizar su fiabilidad, como se hizo en el caso del Comité 1267”, ha añadido el jefe de INTERPOL.
Gracias a la cooperación de INTERPOL con los organismos de la ONU, diversos tribunales penales internacionales y la Corte Penal Internacional se han servido de la red policial mundial de esta organización policial y de su sistema de notificaciones internacionales para buscar a personas buscadas por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.