All news
|
Print
16 diciembre 2011

INTERPOL imparte un curso centrado en la aplicación de sanciones contra Al Qaeda y los talibanes

BUENOS AIRES (Argentina) – Un curso impartido recientemente y centrado en el refuerzo del estatus de las notificaciones especiales de INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha permitido a un grupo de funcionarios de las fuerzas del orden de América Central y del Sur adquirir valiosos conocimientos y capacidades con miras a fomentar la lucha contra el terrorismo.

Este curso, que duró dos semanas (del 28 de noviembre al 9 de diciembre) y trató sobre la aplicación de las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a Al Qaeda y los talibanes, tuvo lugar en la Oficina Regional de INTERPOL en Buenos Aires y reunió a más de 20 funcionarios policiales procedentes de nueve países. El objetivo de esta formación era dar a conocer toda la complejidad del sistema de notificaciones diseñado para alertar a los organismos encargados de la aplicación de la ley sobre las personas y entidades objeto de dichas sanciones, consistentes en la congelación de fondos, la prohibición de viajar y el embargo de armas.

Los participantes adquirieron sólidos conocimientos sobre los instrumentos de INTERPOL y las Naciones Unidas de los que pueden valerse para contribuir a combatir el terrorismo, tanto a escala nacional como internacional.

El seminario estuvo dirigido a especialistas en ámbitos relacionados con la aplicación de sanciones, quienes, al regresar a sus países de origen, han podido asumir la función de instructores a fin de transmitir a los organismos locales encargados de la aplicación de la ley los conocimientos adquiridos, así como a funcionarios policiales de primera línea, que han recibido formación práctica impartida por expertos en el régimen de sanciones, el proceso relativo a las notificaciones de INTERPOL y las Naciones Unidas, y los aspectos jurídicos de la aplicación de tales sanciones, tanto a escala nacional como internacional.

Este curso contó con la participación de funcionarios de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Paraguay, Perú y Uruguay.