All news
|
Print
09 marzo 2011

La protección de los acontecimientos deportivos constituye un reto mundial, afirma el jefe de INTERPOL en una conferencia sobre seguridad celebrada en Qatar

DOHA (Qatar) – Ningún acontecimiento deportivo está libre de ser un objetivo de los terroristas y, para combatir las posibles amenazas a la seguridad es necesaria la cooperación internacional, declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald K. Noble, en la primera conferencia internacional sobre seguridad en acontecimientos deportivos.

Ante esta audiencia compuesta por autoridades responsables de la integridad y la seguridad en competiciones deportivas de todo el mundo, el jefe de INTERPOL manifestó que, al atraer a miles de millones de espectadores de numerosos países, este tipo de acontecimientos puede constituir un objetivo de interés para los terroristas que buscan la notoriedad a escala mundial.

A fin de ayudar a los países miembros a afrontar con eficacia este tipo de problemas, el Sr. Noble declaró que las herramientas y recursos de INTERPOL –como la base de datos sobre documentos de viaje robados y perdidos, y las unidades de apoyo para grandes acontecimientos— permiten prestar una asistencia concreta y en tiempo real en los preparativos, la coordinación y la puesta en marcha del dispositivo de seguridad para conferencias de alto nivel o grandes competiciones deportivas.

“La seguridad es un elemento esencial en la organización de todo acontecimiento deportivo de gran magnitud y, en este sentido, el hecho de que cientos de miles de visitantes, incluso millones, acudan a estos actos, supone un reto inmenso para los organismos encargados de la aplicación de la ley,” declaró el Secretario General.

“La seguridad de grandes acontecimientos deportivos no se presta a la improvisación, sino que requiere la coordinación policial oportuna a escala internacional y el acceso a bases de datos policiales de carácter mundial, y esto es precisamente lo que INTERPOL aporta a sus países miembros”.

“Asimismo es fundamental que todas las partes interesadas, incluidas las fuerzas del orden, las asociaciones deportivas nacionales e internacionales, las autoridades gubernamentales y el sector privado, trabajen mano a mano para hacer frente a este complejo desafío,” concluyó el Sr. Noble.

La primera unidad de apoyo de INTERPOL para grandes acontecimientos se envió a Portugal para ayudar a las autoridades de este país a preparar el dispositivo de seguridad de la Copa de Europa de Fútbol de la UEFA en 2004. Desde entonces, se han desplegado unidades de este tipo para apoyar un total de 60 grandes acontecimientos, en particular competiciones deportivas de los cinco continentes, tales como la Copa del Mundo de Cricket de 2007 en el Caribe, los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008, la Copa Mundial de la FIFA de Sudáfrica en 2010 y la Copa del Mundo de Cricket de 2011 que se está celebrando actualmente en la India, Bangladesh y Sri Lanka.