All news
|
Print
26 agosto 2010 - Media release

La policía de Polonia detiene a un presunto pederasta estadounidense que era una de las personas buscadas en la operación INFRA-RED de INTERPOL

LYON (Francia) – Ha sido detenido en Polonia un presunto pederasta estadounidense buscado en relación con la operación mundial dirigida por INTERPOL contra prófugos acusados de delitos graves o condenados por ellos.

John Hamilton, acusado de haber cometido delitos sexuales en Estados Unidos contra cinco chicos de edades comprendidas entre 10 y 16 años, ha sido puesto en manos de la justicia por los agentes de la guardia de fronteras en Gliwice, al sur de Polonia, después de que las comprobaciones efectuadas en las bases de datos de INTERPOL permitiesen determinar que se buscaba a esta persona en el marco de la operación INFRA-RED, sobre redadas contra prófugos a escala internacional.

Estaba previsto que Hamilton se declarase culpable de una serie de delitos en Estados Unidos, pero huyó a Alemania a finales de 2009. El miércoles fue detenido cuando se inspeccionó el autobús en el que se disponía a viajar desde Cracovia hasta Dinamarca, y se determinó su identidad y su condición de persona buscada.

“Este logro ha sido posible gracias a la vigilancia y la profesionalidad de la policía de Polonia que trabaja sobre el terreno y porque las autoridades estadounidenses se han asegurado de que INTERPOL alertara a la comunidad mundial encargada de la aplicación de la ley sobre este presunto pederasta”, afirmó Dimitris Souxes, funcionario especializado de la Unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos de dicha organización policial, que se encarga de coordinar la operación INFRA-RED.

“Esta detención también sirve para advertir a otros prófugos buscados en el marco de la operación INFRA-RED que esta continúa y que tarde o temprano ellos también serán detenidos y puestos en manos de la justicia”.

El ciudadano estadounidense de 39 años de edad era una de las 26 personas más buscadas en relación con la citada operación, dirigida contra 450 prófugos en todo el mundo y que ya ha permitido localizar y detener a más de 140 personas.

La operación dio comienzo el 3 de mayo pasado, y para su realización los investigadores de los países y organismos participantes, entre los que se cuenta Crimes Stoppers International, trabajaron codo con codo en la sede de la Secretaría General, sita en Lyon (Francia), lo que les permitió intercambiar directamente información detallada sobre los sospechosos. Los investigadores analizaron la información recibida durante la operación, que fue enviada a los países correspondientes por la Unidad de INTERPOL de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos a través de la red de esta organización internacional compuesta de 188 Oficinas Centrales Nacionales para que tomen las medidas pertinentes. 

Los ciudadanos que dispongan de datos sobre el paradero de las personas buscadas en la operación INFRA-RED o sobre cualesquiera otras personas buscadas a escala internacional pueden enviarlos por e-mail a nuestra Unidad de Apoyo a las Investigaciones sobre Prófugos. Asimismo, pueden transmitirse datos anónimamente a los programas nacionales de Crime Stoppers o a través del sitio web www.csiworld.org.

Los 29 países participantes en la operación INFRA-RED de 2010 son: Albania, Alemania, Australia, Austria, Bangladesh, Belarrús, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Irlanda, Lituania, Montenegro,  Omán, Países Bajos, Polonia, República Checa, Reino Unido, Rumania, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Ucrania.