All news
|
Print
17 junio 2010 - Media release

El jefe de INTERPOL solicita una acción global concertada contra la delincuencia organizada en su discurso pronunciado en la ONU con motivo del 10º aniversario de la Convención de Palermo

NUEVA YORK – El jefe de la mayor organización policial del mundo insistió hoy en la necesidad de una colaboración policial y de un intercambio de información a escala mundial en el discurso que pronunció en la reunión especial de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre delincuencia organizada transnacional.

El Secretario General de INTERPOL Ronald Noble declaró que “en un mundo que desde el año 2000 ha evolucionado de manera espectacular en cuanto a las oportunidades que ofrece a la delincuencia organizada transnacional”, el 10o aniversario de la aprobación de la Convención de Palermo contra la delincuencia organizada transnacional ofrece a los países que todavía no hayan ratificado la convención la oportunidad ideal de hacerlo.

“En calidad de jefe de una organización que es testigo habitual de los retos a los que se enfrentan las personas que luchan contra la delincuencia organizada en las calles de todo el mundo, puedo afirmar que no aprovechar al máximo los medios que hoy día tenemos a nuestro alcance podría comprometer muy seriamente nuestras posibilidades de éxito en el futuro,” declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble.

“En un mundo que se enfrenta a una crisis económica global que los delincuentes tratarán de explotar a todos los niveles, es lógico que utilicemos herramientas que ya se encuentran disponibles y que son económicas y de fácil acceso para las naciones del mundo; a este respecto INTERPOL está dispuesta a colaborar estrechamente con todas las partes implicadas”.

“Nuestro modelo es claro y directo; consiste en que el funcionario encargado de la aplicación de la ley oportuno reciba la información policial oportuna en el momento oportuno con el fin de no perder ninguna ocasión importante,” añadió Ronald Noble.

Solo en 2010, los países miembros de INTERPOL obtuvieron más de 70.000 resultados positivos a partir de búsquedas efectuadas en la base de datos nominales de la Organización, cada uno de los cuales supone la potencial obtención de información esencial sobre un individuo posiblemente vinculado con la delincuencia organizada transnacional.

Se estima que en 2009 ha habido doce millones de víctimas de la trata de personas, y que las armas pequeñas han sido la causa de entre el 60% y el 90% de las muertes ocurridas en zonas de conflicto, así como de decenas de miles de víctimas registradas fuera de dichas zonas. El jefe de INTERPOL afirmó en esta reunión de alto nivel que estos delitos y otros, como el tráfico de personas, constituyen recursos esenciales para la delincuencia organizada transnacional.

“Para cometer todos estos delitos se utilizan las fronteras como escudos contra la detección y el enjuiciamiento,” declaró Ronald Noble. “Y a este respecto, una vez más, el intercambio de información y la comunicación entre los organismos encargados de la aplicación de la ley a escala mundial constituye la estrategia más eficaz para que las fronteras dejen de ser una ventaja para los delincuentes y se conviertan en un obstáculo para la delincuencia organizada.“

El Sr. Noble señaló que los extraordinarios avances tecnológicos que se han producido desde 2000 han transformado el sistema de trabajo de INTERPOL, y las ventajas que este organismo policial mundial aporta a cada uno de sus 188 países miembros, gracias a su capacidad para establecer una “frontera virtual” en cualquier lugar del mundo.

En especial, Ronald Noble hizo hincapié en la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos (SLTD, por sus siglas en inglés) que diariamente sirve a los principios mencionados en los artículos 11, 12 y 13 del Protocolo sobre trata de personas y tráfico ilícito de migrantes que complementa la Convención de Palermo. La citada base de datos contiene más de 21 millones de registros, de los cuales más de 12 millones corresponden a pasaportes; los países miembros de INTERPOL han efectuado más de 300 millones de búsquedas en esta base, de las que se han obtenido 4.000 resultados positivos.

Una información registrada en dicha base de datos por Suecia en enero sirvió para identificar a un neerlandés buscado por trata de personas cuando conducía a un grupo de individuos que intentaba pasar por Trinidad y Tobago utilizando pasaportes falsos.