All news
|
Print
12 junio 2010 - Media release

Sudán pide a INTERPOL que publique una alerta mundial tras la evasión de unos delincuentes condenados por el asesinato de un cooperante estadounidense

Muere un policía en un tiroteo con los prófugos en un puesto de control


LYON (Francia) – A petición de las autoridades de Sudán, INTERPOL ha publicado una alerta internacional sobre la seguridad o “notificación naranja” tras la evasión de cuatro prófugos peligrosos condenados a muerte por el asesinato de un cooperante estadounidense y de su chófer.

Además, un policía sudanés murió y otro resultó herido en un tiroteo que se produjo cuando los delincuentes intentaron atravesar un puesto de control situado al sureste de Omdurman, poco después de que el pasado jueves, a últimas horas del día, estos se evadiesen del centro penitenciario de Kubar, sito en Jartum.

Los agentes siguieron al vehículo donde viajaban, le dieron el alto y detuvieron al conductor, pero los cuatro prófugos lograron evadirse a pie.

Los hombres, llamados Abdelraouf Abu Zaid Mohamed Hamzza, Mohamed Makawi Ibrahim Mohamed, Abdelbasit Alhaj Alhassan Haj Hamad y Mohanad Osman Yousif Mohamed, habían sido declarados culpables del asesinato de John Granville, de 33 años de edad y cooperante de USAID, el organismo estadounidense para el desarrollo internacional, y de su chófer, Abdelrahman Abbas Rahama. Ambos fueron asesinados a primeras horas del 1 de enero de 2008 en el automóvil en el que regresaban de una fiesta de Nochevieja.

Basándose en las fotografías y demás datos de identificación de los prófugos facilitados por la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Jartum, el Centro de Mando y Coordinación ha publicado desde la sede de la Secretaría General, sita en Lyon, una notificación naranja o alerta mundial sobre la seguridad dirigida a los funcionarios encargados de la aplicación de la ley de los 188 países miembros de esta organización.

Asimismo, se ha solicitado a todas las OCN y Oficinas Regionales de INTERPOL que difundan la alerta entre todas las autoridades nacionales pertinentes, incluidos los servicios de inmigración, para que ayuden a localizar e identificar a los asesinos condenados.

“La evasión de estos peligrosos asesinos convictos que no han dudado en disparar contra la policía, matando a un agente e hiriendo a otro, supone un peligro importante para la seguridad de los ciudadanos. Asimismo, cabe felicitar a Sudán por la rapidez con la que ha avisado a la comunidad mundial encargada de la aplicación de la ley y al público en general”, ha declarado Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de esta organización policial.

“La información facilitada en la alerta que INTERPOL ha enviado a la policía de todo el mundo aumentará en gran medida las posibilidades de volver a capturar rápidamente a estos cuatro asesinos. Es evidente que son peligrosos, y se ha advertido a los ciudadanos que no se acerquen a ellos y avisen a la policía de su localidad para que tome las medidas pertinentes”, ha afirmado el Sr. Louboutin.

“La Secretaría General seguirá colaborando estrechamente con la OCN de Jartum y con otras OCN para prestar la ayuda adicional que sea necesaria a fin de localizar y detener a estos peligrosos prófugos”.

La Asamblea General de INTERPOL aprobó en 2006 una resolución por la que subrayaba la necesidad de que los países miembros avisaran a la Secretaría General de las evasiones de terroristas u otros delincuentes peligrosos.