All news
|
Print
08 junio 2010 - Media release

La visita del Ministro de Seguridad de Bosnia-Herzegovina se centra en el papel fundamental de la red de INTERPOL para mejorar la seguridad nacional

LYON (Francia) – La colaboración y el intercambio de información policial con INTERPOL para combatir la delincuencia organizada transnacional ha sido el tema central de la visita de hoy a la sede de la Secretaría General de INTERPOL por parte del Ministro de Seguridad de Bosnia-Herzegovina, Sadik Ahmetovic.

Entre los temas principales que han tratado el Sr. Ahmetovic y el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, figura la importancia de comprobar los pasaportes en las bases de datos mundiales de INTERPOL con miras a contribuir a la localización de prófugos y hallar posibles vínculos con la delincuencia organizada transnacional y el narcotráfico.

En abril de 2008 Bosnia-Herzegovina fue uno de los primeros países en ampliar el acceso a las bases de datos de INTERPOL de modo que pudieran acceder a ellas organismos situados más allá de su Oficina Central Nacional, lo que permitió a los funcionarios destinados en los puestos de control fronterizo efectuar comprobaciones instantáneas en la base de datos de INTERPOL sobre documentos de viaje robados y perdidos, que actualmente contiene más de 21 millones de registros aportados por unos 150 países, así como en la base de datos sobre vehículos robados.

Además es uno de los 21 países de Europa, entre los que se cuentan los 12 del espacio Schengen, que ha instalado la tecnología de INTERPOL para efectuar comprobaciones en la base de datos sobre documentos de viaje robados y perdidos desde los puntos de control de fronteras, y es de los países que más usan este sistema: tan solo en los primeros seis meses de 2010, en su territorio se efectuaron cerca de 1.200.000 consultas que dieron lugar a 217 resultados positivos.

De los 188 países miembros de INTERPOL, Bosnia-Herzegovina es el sexto que más utiliza la base de datos de esta organización sobre vehículos robados, y está en el puesto diecisiete de los principales usuarios de la base de datos sobre documentos de viaje robados o perdidos.

El Sr. Ahmetovic señaló que su visita prueba la estrecha cooperación con INTERPOL y los buenos resultados que esta ha dado.

“Para Bosnia-Herzegovina es prioritario garantizar la protección de nuestras fronteras exteriores e impedir a los miembros de las organizaciones delictivas transnacionales la libertad de movimientos dentro del país”, señaló el Sr. Ahmetovic.

“Las estadísticas de INTERPOL demuestran hasta qué punto nuestra policía, nuestros servicios encargados del control de fronteras y los funcionarios de nuestra Oficina Central Nacional están cooperando entre sí para mantener las mayores condiciones de seguridad posibles en Bosnia-Herzegovina, así como en toda Europa“, añadió el Ministro de Seguridad de Bosnia-Herzegovina.

El Sr. Noble elogió “la actuación ejemplar de Bosnia-Herzegovina y su Oficina Central Nacional de Sarajevo al  poner información fundamental a disposición de los funcionarios policiales de primera línea, lo cual dificulta en gran medida la evasión de los prófugos”. 

“Bosnia-Herzegovina no solo es uno de los países punteros de Europa en impedir a los delincuentes peligrosos valerse de documentos de viaje fraudulentos y vehículos robados para cruzar fronteras, sino que es uno de los países punteros del mundo, por lo que cabe felicitarle por su dinamismo”, afirmó el dirigente máximo de INTERPOL.

Además, Bosnia-Herzegovina participa en el proyecto BESA de INTERPOL, dirigido contra grupos de delincuencia organizada en Europa Sudoriental, que en marzo de este año dio lugar a la detención de cinco hombres y al decomiso de más de seis kilos de heroína en la Ex República Yugoslava de Macedonia.

La delegación también se reunió con funcionarios especializados de la Secretaría General para hablar de los proyectos de INTERPOL destinados a combatir la trata de personas y las actividades de la delincuencia organizada, tales como el proyecto PINK PANTHERS, creado para coordinar las investigaciones internacionales sobre robos a mano armada de joyas de gran valor cometidos en todo el mundo.