All news
|
Print
22 mayo 2010 - Media release

Francia solicita la publicación de una alerta mundial de INTERPOL tras el robo

LYON (Francia) – INTERPOL ha publicado una alerta mundial con las fotografías de los cinco cuadros robados en el Museo de Arte Moderno de París para seguir ayudando a las autoridades francesas a localizar las obras maestras, valoradas en unos 100 millones de euros, y a recuperarlas.

Las imágenes de cada uno de los óleos robados a primeras horas del jueves 20 de mayo han llegado a los 188 países miembros de esta organización policial, y se han añadido a la base de datos de INTERPOL sobre obras de arte robadas, a la que pueden acceder en línea no solo los organismos encargados de la aplicación de la ley, sino también instituciones culturales y profesionales que pueden disponer de información esencial relacionada con el robo, como ministerios de cultura, museos, casas de subastas, galerías de arte, fundaciones y coleccionistas.

"La publicación de una alerta mundial a través de INTERPOL ha permitido a las autoridades de Francia asegurarse de que la policía de todo el mundo ya cuente con la información necesaria para ayudarles a localizar y recuperar estos cuadros robados, y de que los ciudadanos conozcan la red internacional que apoya a la investigación francesa”, afirmó Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“Estas obras excepcionales de grandes maestros son tan fácilmente reconocibles que será difícil venderlas en cualquier mercado”.

“Su inclusión en la base de datos de acceso público de INTERPOL sobre obras de arte robadas permitirá a cualquier comprador legítimo de cuadros de Picasso, Matisse, Braque, Léger y Modigliani discernir si su compra es legal, y el público podrá saber en todo momento qué robos se han denunciado”, añadió Jean-Michel Louboutin.

"INTERPOL anima a las personas que dispongan de información sobre este robo o sobre cualquier tentativa de venta de estas piezas a que se pongan inmediatamente en contacto con ella”.

Además del estrecho contacto con la Oficina Central Nacional de París, los funcionarios que trabajan en la sede de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon, se están coordinando con los investigadores de la unidad especial de la policía judicial dependiente de la Prefectura de Policía de París y de la oficina central francesa de lucha contra el tráfico de bienes culturales.

En el marco de esta cooperación en curso, además de considerar altamente prioritarios todos los mensajes relacionados con este robo que pueda enviar cualquiera de sus 188 países miembros, la Secretaría General de INTERPOL garantizará que los datos remitidos por los ciudadanos a través del sitio web de esta organización, www.interpol.int, se transfieran inmediatamente a las autoridades encargadas de la investigación.

Los cinco cuadros robados son Le pigeon aux petits pois, de Pablo Picasso (1911); La pastorale, de Henri Matisse (1906); L'olivier près de l'Estaque, de Georges Braque (1906), La femme à l'éventail; de Amedeo Modigliani (1919) y Nature morte aux chandeliers, de Fernand Léger (1922).