All news
|
Print
14 mayo 2010 - Media release

La detención en Italia de un miembro destacado de los Pink Panthers demuestra la importancia de la cooperación policial internacional

LYON (Francia) – La policía italiana ha detenido a un miembro destacado de la banda de los Pink Panthers, que era buscado a escala internacional por su supuesta participación en una serie de robos de joyas de gran valor cometidos en diversos puntos del planeta.

Radovan Jelusic fue identificado y detenido en Roma por la Squadra Mobile. Este montenegrino de 39 años era objeto de una notificación roja de INTERPOL publicada a petición de Chipre, y también era buscado por otros países miembros de esta organización internacional por distintos delitos.

Jelusic, que en 2007 había participado presuntamente en el robo a mano armada cometido en una joyería de Tokio situada en el barrio de Ginza, tenía en su poder un pasaporte croata falsificado cuando fue localizado por la policía.

Pero gracias a la cooperación entre las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en Roma y en Podgorica, que contaron con el apoyo de la unidad de INTERPOL que desde la Secretaría General de esta organización policial, situada en Lyon (Francia), se dedica al proyecto Pink Panthers, se pudo confirmar la  identidad de Jelusic mediante un cotejo de datos dactiloscópicos y fotográficos.

“Esta detención, que se produce menos de dos semanas después de la de otro integrante de los Pink Panthers practicada en Montenegro, demuestra claramente el eficaz trabajo de la policía en la investigación de esta organización de ladrones a mano armada, y especialmente, en este caso, de la policía de Montenegro y de Italia”, ha afirmado Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“Estos excelentes resultados son fruto de la voluntad de diversos organismos de las fuerzas del orden de trabajar juntos, y son el fiel reflejo del intenso trabajo y la profesionalidad de los funcionarios que han participado en las operaciones.”

“Es evidente que cuanta más información se da a conocer a INTERPOL y su red de 188 países miembros, más miembros de los Pink Panthers se llega a localizar, identificar y detener”, ha añadido Jean-Michel Louboutin.

INTERPOL inició el proyecto Pink Panthers en 2007 con la intención de coordinar la labor mundial de sus 188 países miembros contra esta organización delictiva, que se calcula que con los robos a mano armada cometidos en joyerías de todo el mundo en los últimos diez años han conseguido un botín de más de 250 millones de euros.