All news
|
Print
04 mayo 2010 - Media release

La policía de Montenegro practica la última detención relacionada con la banda Pink Panthers

LYON (Francia) – La detención en Montenegro de un presunto miembro de los Pink Panthers, banda internacional dedicada al robo de joyas, pone de relieve la vital importancia de que la policía mantenga una estrecha cooperación e intercambie información estratégica y datos policiales esenciales para combatir la delincuencia organizada transnacional, según ha afirmado un alto funcionario de INTERPOL.

Bojan Vuckovic, un ciudadano serbio de 24 años buscado en Austria por su presunta participación en el robo a mano armada de una joyería que se perpetró en Viena en noviembre de 2008, fue detenido en un control practicado por la policía de Montenegro en la frontera de este país con Serbia, tras haber sido identificado gracias a la información nominal facilitada por las autoridades austriacas. La estrecha cooperación entre las fuerzas policiales de Montenegro, Austria y Serbia, que han contado con el apoyo del Centro de Mando y Coordinación de INTERPOL y la unidad de esta organización dedicada al proyecto PINK PANTHERS, encargada de coordinar la campaña mundial contra la banda desde la sede de INTERPOL, sita en Lyon, ha permitido a las autoridades austriacas confirmar la identidad de Vuckovic.

Asimismo, el cotejo de las huellas dactilares realizado por el Centro de Mando y Coordinación ha permitido hallar una coincidencia con las huellas correspondientes a una identidad falsa que al parecer usaba el sospechoso.

INTERPOL inició en julio de 2007 el proyecto PINK PANTHERS, estableciendo así una célula mundial para coordinar información policial sobre la banda entre sus 188 países miembros, y la detención de Vukovic en Montenegro supone la última de una serie de detenciones de presuntos miembros del grupo practicadas en los últimos años por la policía de todo el mundo en colaboración y coordinación con el citado proyecto, incluidas varias destacadas detenciones efectuadas en Chipre, Francia y Mónaco.

“La detención de Vuckovic demuestra, una vez más, las ventajas de que los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo intercambien información de vital importancia que puede ser explotada por la policía que trabaja sobre el terreno y generar resultados, especialmente en el ámbito de la búsqueda de prófugos”, declaró Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“Así pues, INTERPOL felicita a las autoridades de Montenegro, Austria y Serbia por su labor conjunta que ha dado lugar a la detención de esta persona buscada por la justicia”, añadió Louboutin.  

Se sospecha que en los últimos diez años la banda Pink Panthers ha perpetrado una serie de robos en joyerías de todo el mundo, con los que ha obtenido más de 250 millones de euros. Por ello, los investigadores y la unidad de INTERPOL dedicada a este proyecto tratarán de aprovechar la última información obtenida a raíz de la detención de Vuckovic para reunir y revisar los datos de la investigación que puedan ayudar a descubrir a otros miembros y cómplices, y a determinar los vínculos de la banda con otros delitos.