All news
|
Print
19 noviembre 2009 - Media release

Operación internacional contra el suministro en línea de medicamentos falsificados e ilegales

La aplicación a escala internacional y a lo largo de una semana de una serie de medidas contra la venta por Internet de medicamentos falsificados e ilícitos ha dado lugar a varias detenciones y al decomiso de miles de productos médicos potencialmente dañinos.

La operación PANGEA II, concebida en respuesta al creciente número de sitios web que suministran medicamentos peligrosos e ilegales, se ha llevado a cabo en 24 países y ha sido coordinada por INTERPOL y el Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a fin de poner de manifiesto los peligros que entraña la compra de medicamentos a través de Internet.

Entre el 16 y el 20 de noviembre los organismos nacionales reguladores en materia de medicamentos y los servicios policiales y aduaneros han colaborado estrechamente en esta operación de alcance mundial, centrándose en los tres componentes principales utilizados en los sitios web ilegales para llevar a cabo las transacciones: los proveedores de servicios de Internet, los sistemas de pago y el servicio de entrega.

Durante la operación se ha realizado un seguimiento de la red que ha permitido descubrir 751 sitios web dedicados a actividades ilegales (entre ellas la oferta de medicamentos fiscalizados o que requieren prescripción médica), 72 de los cuales han sido clausurados. Asimismo, los organismos reguladores y los servicios de aduanas han inspeccionado más de 16.000 paquetes, han decomisado 995 de ellos y han confiscado cerca de 167.000 comprimidos ilícitos y falsificados, incluidos antibióticos, esteroides y pastillas adelgazantes. En la actualidad se investiga a 22 personas en relación con diversos delitos, entre ellos la venta y el suministro ilegal de medicamentos no autorizados o que requieren receta médica.

“El principal objetivo que perseguíamos con la operación PANGEA II era proteger a los ciudadanos retirando del mercado los medicamentos falsificados e ilícitos, clausurando los sitios web dedicados a la venta ilegal y entablando procedimientos penales contra quienes pueden poner en peligro la vida de consumidores inocentes mediante la venta de ese tipo de medicamentos”, ha declarado Ronald Noble, Secretario General de INTERPOL.

En comparación con la operación lanzada el año pasado, el número de países participantes en PANGEA II ha pasado de 8 a 24, y en ella ha intervenido un mayor número de servicios policiales y aduaneros para complementar el trabajo de los organismos reguladores de fármacos. Asimismo, este año se ha dedicado a la operación toda una semana, mientras que en 2008 se llevó a cabo en un solo día.

“Cuando se hagan públicos los resultados enormemente positivos de esta iniciativa mundial, INTERPOL y sus países miembros demostrarán nuevamente que Internet no es un refugio seguro y amparado por el anonimato para las personas que se sirven de ella con fines delictivos. También esperamos que al concienciar más a los ciudadanos acerca de los peligros que representan las farmacias ilegales que operan por Internet, los consumidores tengan más cuidado a la hora de comprar medicamentos en la red”, ha agregado el Secretario General.

“Queremos dar las gracias a los funcionarios policiales, de aduanas y de los servicios reguladores de los 24 países participantes, así como a las organizaciones internacionales que han intervenido en la operación, como el grupo IMPACT de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial de Aduanas y la Unión Postal Universal, cuyos esfuerzos y dedicación infatigables han hecho posible el éxito de PANGEA II”, ha concluido el máximo dirigente de INTERPOL.

La operación ha contado además con el importante apoyo del Permanent Forum on International Pharmaceutical Crime (el foro permanente sobre delitos farmacológicos internacionales), la Organización Mundial de Aduanas, la Agencia reguladora de medicamentos y productos médicos del Reino Unido, la Administración estadounidense en materia de alimentación y fármacos (FDA) el Servicio de inmigración y control de aduanas de Estados Unidos (ICE), y la Real Policía Montada y la autoridad sanitaria de Canadá.

Los países participantes en la operación PANGEA II han sido Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Liechtenstein, Nueva Zelanda, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, República Checa, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Tailandia.

La investigación sigue en curso y a su término se darán a conocer los resultados finales. Quienes deseen más información sobre las actividades que se llevan a cabo a escala nacional, deberán ponerse en contacto con los organismos encargados de la aplicación de la ley del país en cuestión.