All news
|
Print
13 noviembre 2009 - Media release

Las redes de tráfico de medicamentos falsificados de toda África son objeto de una serie de operaciones coordinadas por INTERPOL

LYON (Francia) – En una serie de operaciones realizadas en Malaui, Suazilandia, Zambia y Zimbabue y coordinadas por INTERPOL se han decomisado diversos productos médicos y cosméticos, por valor de varios miles de euros, que no se encontraban inscritos en los registros de marcas y se vendían ilegalmente.

Más de 300 funcionarios de policía, aduanas, inmigración, distintos organismos reguladores de los productos farmacéuticos, y otras agencias participaron en la operación ZAMBEZI, dirigida contra la venta de medicamentos falsificados e ilícitos y desarrollada bajo los auspicios del Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT, por sus siglas en inglés), una coalición de ámbito mundial creada por la Organización Mundial de la Salud para combatir la falsificación de medicamentos.

Durante la operación, que se llevó a cabo entre el 12 de octubre y el 6 de noviembre, se efectuaron visitas a un total de 263 establecimientos de diversos tipos (farmacias, consultorios médicos, negocios de venta al por mayor y supermercados), lo que condujo a la apertura de cerca de 25 expedientes con el objetivo de investigar posibles vínculos con otros países. Entre los 19 establecimientos cerrados a raíz de tales visitas figuraba una clínica privada de Malaui que carecía de las autorizaciones pertinentes, reutilizaba material desechable y dispensaba fármacos ilícitamente obtenidos y pertenecientes al Estado.

En los cuatro países citados se decomisaron diversos medicamentos falsificados y productos médicos ilícitos, entre ellos distintos antibióticos, esteroides y fármacos contra la malaria y la disfunción eréctil, todos los cuales suponen un considerable peligro para la salud y la seguridad públicas. Se cree que, en el África Subsahariana, los medicamentos falsos contra la malaria contribuyen en un buen número de casos al fracaso del tratamiento e incluso, en ocasiones, a la muerte del paciente.

“El éxito de la operación muestra claramente el compromiso de todos los países implicados, y, lo que es más importante, demuestra los logros que se pueden alcanzar mediante la cooperación entre diversos organismos,” declaró el coordinador de la operación ZAMBEZI, Roberto Manríquez, funcionario especializado de la Unidad de Delitos contra la Propiedad Intelectual de INTERPOL.

Felicitándose por los resultados obtenidos, el Jefe de la Policía de Suazilandia, Isaac Mmeli Magagula, señaló que, para tratar el problema que plantean los medicamentos ilícitos y falsificados es necesario aunar esfuerzos.

“Los clientes y pacientes arriesgan sin saberlo su salud, e incluso sus vidas, cada vez que consumen fármacos y productos alimenticios falsos. Por lo tanto, tales delitos nos recuerdan dolorosamente nuestra obligación de mantenernos alerta y de demostrar un espíritu innovador en nuestras actividades destinadas a proteger a nuestros respectivos pueblos,” afirmó el Sr. Magagula.

La formación fue uno de los aspectos clave de la operación, que se llevó a cabo en el marco del Programa sobre Derechos de Propiedad Intelectual del proyecto OASIS (del inglés Operational Assistance, Services and Infrastructure Support: ayuda operativa, servicios y apoyo en materia de infraestructuras) para África de INTERPOL, financiado por Alemania. Antes de cada operación, de tres días de duración, se impartió en los cuatro países participantes un curso de dos días, para informar al personal sobre los métodos y procedimientos aplicables y, en particular, sobre la necesidad de que los distintos organismos implicados colaboraran entre sí.

“Agradezco la ardua labor y dedicación de INTERPOL. La formación proporcionada por esta nos ha abierto una puerta para intensificar nuestra colaboración y llevar a cabo más operaciones en el futuro, a fin de que podamos afrontar el problema de los medicamentos falsificados, que actúan como un virus asesino que amenaza a todas las personas,” señaló Eugene Sibote, Director de Recursos Humanos, Desarrollo y Formación del Servicio Policial de Zambia.

El Sr. Mafios Dauramanzi, Director General de la Medicines Control Authority (agencia de control de fármacos) de Zimbabue, declaró que confiaba en poder contar con nuevas oportunidades de colaboración en el futuro y esperaba que la operación ZAMBEZI "marque el inicio de un proceso que permita poner freno a la falsificación de medicamentos y, por ende, proteger la salud pública."

La operación ZAMBEZI es la última de una serie de operaciones apoyadas por INTERPOL y destinadas a luchar contra los productos farmacéuticos falsificados en África, y se llevó a cabo tras los éxitos registrados en las operaciones MAMBA I y II, así como en la operación FIELA.