All news
|
Print
22 junio 2009 - Media release

INTERPOL felicita a Venezuela por la detención de uno de los delincuentes más buscados de Italia, y calific

LYON (Francia) – Tras la detención en Caracas de Salvatore Miceli, un conocido cabecilla de la Mafia siciliana buscado en Italia por un supuesto delito de tráfico de drogas y delincuencia organizada y que era objeto de una notificación roja de INTERPOL sobre personas buscadas, esta organización policial internacional ha felicitado a las autoridades policiales de Venezuela y de Italia por la colaboración “ejemplar” que le han brindado.

La policía de Venezuela, que ha colaborado estrechamente con la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Roma y con los Carabinieri, había estado vigilando en Caracas a Miceli, de 63 años, antes de su aprehensión el  20 de junio en la capital venezolana. Esta detención se basó en una notificación roja publicada a petición de Italia, y se produjo gracias a la estrecha cooperación entre las OCN de INTERPOL en Roma y Caracas y el Centro de Mando y Coordinación y la unidad de Apoyo a Investigaciones sobre Prófugos, ubicados estos últimos en Lyon, en la sede de la Secretaría General de INTERPOL. 

Tras la puesta en manos de la justicia de Miceli, presunto intermediario en operaciones de narcotráfico entre redes de delincuencia organizada y cárteles internacionales de la droga, el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, declaró que la detención de uno de los 30 prófugos más buscados de Italia pone de relieve el papel fundamental de la cooperación policial internacional frente a la delincuencia organizada.

“Este caso demuestra claramente el valor de los servicios operativos mundiales de INTERPOL y la necesidad de que los países conciban la lucha contra la delincuencia transnacional desde una perspectiva mundial”, señaló el Sr. Noble.

“La solicitud enviada por la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Roma para la publicación de una notificación roja sobre Miceli permitió garantizar que la policía de todo el mundo estuviera sobre aviso, y gracias a ello las autoridades venezolanas, en colaboración con sus homólogos italianos, pudieron adoptar las medidas necesarias encaminadas a hallar su paradero y detenerlo.”

“Tanto Venezuela como Italia merecen ser felicitadas por sus actuaciones en la detención de Miceli, que supondrá un duro golpe para la apretada urdimbre de grupos transnacionales dedicados a la delincuencia organizada”, añadió el dirigente máximo de INTERPOL.

Las notificaciones rojas figuran en la base de datos central de INTERPOL, que todos sus 187 países miembros pueden consultar, pero también se pueden descargar en las bases de datos policiales de los países y en los distintos sistemas de vigilancia fronteriza.

Muchos países miembros de esta organización internacional consideran que las notificaciones rojas constituyen una base para la detención provisional de una persona con miras a su extradición.

Las autoridades venezolanas han declarado que están colaborando con las autoridades italianas para extraditar a Miceli lo antes posible.