All news
|
Print
16 marzo 2009 - Media release

INTERPOL aplaude a Yemen por la detención de un presunto terrorista buscado por Arabia Saudí

LYON (Francia) – INTERPOL ha felicitado a la policía de Yemen por la detención de uno de los presuntos terroristas objeto de una alerta internacional sobre seguridad en la que figuraban los datos de 85 personas, que la Organización publicó el 10 de febrero a petición de Arabia Saudí.

La Oficina Central Nacional de INTERPOL en Sanaa ha confirmado que Abdullah Abdulrahman Mohammed Alharbi, buscado por Arabia Saudí por delitos relacionados con el terrorismo, entre ellos la vinculación con Al Qaeda, fue capturado en la provincia de Taiz el domingo, 15 de marzo.

Transmitida a sus 187 países miembros, la alerta mundial de INTERPOL sobre seguridad, conocida como notificación naranja, contenía información sobre cada uno de los prófugos a fin de ayudar a las fuerzas del orden a realizar una identificación íntegra y apropiada en el momento de localizar y detener a los sospechosos.

“Debe felicitarse tanto a Yemen como a Arabia Saudí por las medidas tomadas, que han conducido a la detención de una persona peligrosa que representa un claro riesgo para la seguridad pública”, ha declarado Ronald Noble, Secretario General de INTERPOL.

“Gracias a la petición cursada por la Oficina Central Nacional de INTERPOL en Riad para que se publicara una notificación naranja a nombre de estas 85 personas, las policías de todo el mundo han sido avisadas y están en condiciones de tomar las medidas necesarias con miras a localizar y detener a cualquiera de los prófugos en sus países, tal como ha ocurrido ahora en Yemen”.

“Una vez más, esta detención demuestra claramente el valor de los instrumentos de INTERPOL y la necesidad que tienen nuestros países miembros de pensar a escala no solo nacional, sino también regional y mundial”, ha concluido el Sr. Noble.

Ahora las autoridades yemeníes y saudíes estudiarán la extradición de Alharbi por conductos bilaterales.

Las notificaciones naranjas se crearon en un principio para prevenir a la policía, las entidades públicas y a las demás organizaciones internacionales de los riesgos potenciales que plantean las armas, explosivos y otros materiales peligrosos camuflados, pero en la sede de la Secretaría General de INTERPOL puede, asimismo, publicarse para informar sobre cualquier acto o acontecimiento que suponga un peligro para la seguridad de los ciudadanos en cualquier parte del mundo.

En su 75a reunión, celebrada en Brasil en 2006, la Asamblea General de INTERPOL aprobó una resolución por la que se instaba a los países miembros a informar inmediatamente a la comunidad mundial de las fuerzas del orden, a través de INTERPOL, cada vez que se produjera una evasión de reclusos que fueran presuntos terroristas, y a publicar una alerta sobre la seguridad, a fin de ayudar a que los organismos encargados de la aplicación de la ley en todo el mundo identificaran, localizaran y detuvieran a los sospechosos.