All news
|
Print
10 febrero 2009 - Media release

INTERPOL publica una alerta mundial sin precedentes sobre 85 presuntos terroristas buscados por Arabia Saudí

LYON (Francia) – INTERPOL ha publicado una alerta internacional sobre la seguridad, denominada “notificación naranja”, sobre 85 terroristas presuntamente implicados en la planificación de atentados contra Arabia Saudí desde el extranjero.

La sede de la Secretaría General de INTERPOL ha publicado la alerta mundial a petición de la Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL en Riad (Arabia Saudí). Las autoridades saudíes buscan a los sospechosos (83 saudíes y dos yemeníes) a escala nacional por delitos relacionados con el terrorismo, incluido el mantenimiento de vínculos con Al Qaeda en Arabia Saudí, así como en Irak y Afganistán.

El General Mansoor Al-Turki, portavoz del Ministerio del Interior saudí, señaló que se había solicitado ayuda a INTERPOL porque su red y sus herramientas policiales de ámbito mundial eran fundamentales para localizar y detener a prófugos con vistas a su posterior extradición a Arabia Saudí. Asimismo, instó a los sospechosos a entregarse.

En la notificación naranja de INTERPOL, que esta ha enviado a sus 187 países miembros, se facilitan, entre otras cosas, datos sobre la identidad de cada uno de los presuntos terroristas, a fin de ayudar a los funcionarios encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo a buscar su paradero y, finalmente, identificarlos una vez que hayan sido localizados y detenidos.

“Con su solicitud de ayuda a INTERPOL, Arabia Saudí desea asegurarse de que todos los países miembros de la Organización son conscientes del peligro que suponen estos hombres y de que sus actividades representan un problema para la seguridad no solo en territorio saudí y en el resto de la región, sino en el mundo entero,” declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble.

“Nunca antes se había pedido a INTERPOL que alertara a toda la comunidad mundial sobre tantos prófugos peligrosos al mismo tiempo; somos conscientes de que se acerca el 16o aniversario del primer atentado contra el World Trade Center, perpetrado el 26 de febrero de 2009, y, por consiguiente, debemos mantenernos especialmente vigilantes frente a los terroristas de Al Qaeda que huyen de la justicia,” afirmó el Secretario General.

En 2008 se detuvo a más de 5.000 prófugos buscados por INTERPOL y, actualmente, en la base de datos de INTERPOL sobre personas vinculadas a actividades terroristas figuran más de 13.000 individuos.

Las difusiones naranjas se crearon en un principio para prevenir a la policía, las entidades públicas y las organizaciones internacionales de los riesgos potenciales que plantean las armas, explosivos y otros materiales peligrosos camuflados, pero la sede de la Secretaría General de INTERPOL, sita en Lyon (Francia), puede asimismo publicarlas para informar sobre cualquier acto o acontecimiento que suponga un peligro para la seguridad de los ciudadanos de todo el mundo.

En la 75a reunión de la Asamblea General de INTERPOL, celebrada en Brasil en 2006, se instó a los países miembros a informar inmediatamente a la comunidad mundial de las fuerzas del orden, a través de la sede de la Secretaría General de la Organización, cada vez que quedaran en libertad presuntos terroristas que pudieran representar un peligro para la policía y los ciudadanos de los países a los que pudieran huir; y a facilitar información inmediatamente a otros países miembros, mediante la publicación, a través de la sede de la Secretaría General de INTERPOL, de una alerta sobre la seguridad, a fin de permitir que los organismos encargados de la aplicación de la ley en todo el mundo identificaran, localizaran y detuvieran a los sospechosos.