All news
|
Print
13 noviembre 2008 - Media release

Primera jornada de acción internacional contra los vendedores ilegales de medicamentos en línea

La primera jornada internacional de acción contra los vendedores ilegales de medicamentos en línea coordinada por el Foro Permanente sobre Delitos Farmacológicos Internacionales, INTERPOL y el Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT), creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha dado como resultado una serie de detenciones y de decomisos de fármacos potencialmente perjudiciales para la salud, gracias a diversas operaciones realizadas en todo el mundo.

Esta operación, denominada “PANGEA”, se ha centrado en las personas que venden y suministran ilícitamente por Internet medicamentos no autorizados o que en el circuito legal se venden con receta médica, pretendiendo que sus productos curan una gran variedad de dolencias.

Muchos países han efectuado operaciones individuales contra las “farmacias de Internet”, pero la operación PANGEA efectuada el miércoles ha sido la primera realizada a escala internacional. En ella han participado países como Australia, Canadá, Alemania, Irlanda, Israel, Nueva Zelanda, Singapur, Suiza, el Reino Unido y Estados Unidos.

“Comprar medicinas en sitios web ilegales y no regulados es arriesgado, y los compradores de tales sustancias pueden poner su salud en peligro tomando unos productos que no ofrecen ninguna garantía de seguridad, calidad y efecto”, declaró Jean-Michel Louboutin, Director Ejecutivo de Servicios Policiales de INTERPOL.

“En estas ‘farmacias de Internet’ también se venden productos falsificados que, al no contener ingredientes activos o al contenerlos en muy poca cantidad, no solo pueden tener consecuencias negativas a largo plazo en el efecto de los fármacos auténticos, sino que además generan unos beneficios con su venta que suelen recaer en la delincuencia organizada.”

“La operación PANGEA ha demostrado claramente que la comunidad internacional está dirigiendo sus esfuerzos a impedir que quienes se dedican a la venta ilícita de medicinas por Internet puedan actuar anónima e impunemente,” añadió Jean-Michel Louboutin.

En cada país participante se determinaron las localidades de interés, y a continuación la policía se presentó en las viviendas y los comercios relacionados con los sitios web que presuntamente vendían los medicamentos no autorizados o cuya venta solo se autoriza con receta médica y que, en teoría, curaban afecciones tales como la diabetes, la obesidad y la caída del cabello.

La investigación prosigue en varios países, y los resultados de la operación PANGEA se darán a conocer una vez se hayan finalizado todas las pesquisas. Los organismos encargados de la aplicación de la ley en los países participantes en esta operación podrán facilitar más información sobre cada una de las actuaciones policiales a quien se la solicite.