All news
|
Print
08 octubre 2008 - Media release

INTERPOL solicita la creación de un fondo mundial de mil millones de euros en el marco de su iniciativa para la seguridad mundial

SAN PETERSBURGO (Rusia) – Durante la 77a reunión de la Asamblea General, INTERPOL ha lanzado hoy su Iniciativa para la Seguridad Mundial, una vez aprobada por los delegados asistentes, presentándola como la plataforma de la Organización para la labor policial mundial en el siglo XXI, mediante la constitución de alianzas estratégicas a escala planetaria.

En la reunión el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble, ha instado a los gobiernos y al sector privado a que adopten sus ideales y financien un nuevo enfoque para hacer frente a la delincuencia internacional, pasando de las palabras a los hechos, y doten la Iniciativa con mil millones de euros.

El Secretario General ha señalado que la Organización ocupa una posición privilegiada para afrontar los actuales retos en materia de seguridad y que la función de la actividad policial internacional se encuentra en una encrucijada en la que, para seguir el camino hacia un mundo más seguro, es preciso redefinir radicalmente la función de la aplicación de la ley a escala internacional y los medios para financiarla.

El Sr. Noble ha declarado que la seguridad internacional va mucho más allá de las cuestiones tradicionales como la estabilidad militar y política.

 “Implica además la estabilidad de la economía mundial, la superación de la pobreza, la seguridad económica y el establecimiento de un diálogo entre civilizaciones,” ha afirmado el Secretario General. Y ha añadido que “las fuerzas del orden se enfrentan continuamente, en un mundo que se ha vuelto más complejo e interdependiente, al reto de idear métodos innovadores para proteger a nuestros ciudadanos y frustrar las actividades de los delincuentes que ponen en peligro nuestra seguridad colectiva”.
Previamente el Primer Ministro ruso, Vladimir Putin, en su discurso ante la Asamblea General –el primero pronunciado por un jefe de gobierno desde 1995– elogió a INTERPOL y su red mundial, que integra a los 187 países miembros, para la lucha contra la delincuencia transnacional. e hizo un llamamiento a favor de la cooperación policial internacional con la mayor organización policial del mundo.

El Secretario General ha agregado que INTERPOL es más útil que nunca, ya que ha institucionalizado una mentalidad de innovación entre los profesionales del ámbito de la aplicación de la ley, en respuesta a los constantes cambios sufridos en el entorno policial. En este sentido ha asegurado que la Iniciativa de INTERPOL para la Seguridad Mundial en el siglo XXI constituirá un “marco fundamental” para la elaboración de una estrategia exhaustiva que rompa las barreras que tradicionalmente han impedido el establecimiento de relaciones de colaboración útiles y duraderas entre las administraciones públicas, las organizaciones internacionales y el sector privado, y propiciará un diálogo sobre la mejor manera de afrontar los problemas de seguridad a escala regional y mundial.

“Problemas tales como la seguridad de los sistemas informáticos, las amenazas transnacionales, el tráfico de drogas, la trata de personas y la financiación del terrorismo trascienden las fronteras y no se pueden abordar fácilmente, a menos que adoptemos un enfoque mundial para luchar contra ellos,” ha declarado.

“La seguridad mundial es un problema que tiene un coste, cifrado en varios miles de millones de dólares, y que no se puede resolver sin el pleno compromiso de los Estados con la aplicación de la ley,” ha afirmado el Sr. Noble. “Desde hace demasiado tiempo la actividad policial viene siendo el pariente pobre de la seguridad, pero podemos empezar a tratar este problema mediante la instauración de una mentalidad mundial en virtud de la cual, por ejemplo, por cada euro asignado a la ayuda internacional, un céntimo se destine a un fondo mundial de apoyo a la labor policial”.

INTERPOL ya ha puesto en práctica el concepto de alianzas mundiales estratégicas –que constituye el núcleo de la Iniciativa para la Seguridad Mundial–, estableciendo diversas relaciones de cooperación con las Naciones Unidas, la Unión Europea y el sector privado. A principios de año, INTERPOL lanzó en África su proyecto OASIS (del inglés Operational Assistance, Services and Infrastructure Support: ayuda operativa, servicios y apoyo en materia de infraestructuras), para poner en marcha distintos programas policiales en toda la región, y mejorar los ya existentes, después de que el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán se comprometiera a aportar una financiación de más de 20 millones de euros a lo largo de cuatro años para la mejora de capacidades, la ayuda operativa y el apoyo en materia de infraestructuras.