All news
|
Print
15 agosto 2008 - Media release

Un tribunal tailandés envía a prisión al pedófilo detenido tras el llamamiento mundial lanzado por INTERPOL

BANGKOK (Tailandia) – Christopher Paul NEIL, el canadiense detenido en Tailandia tras el llamamiento público sin precedentes lanzado por INTERPOL para ayudar e identificar a un hombre que había sido fotografiado mientras cometía abusos sexuales contra menores, ha sido condenado por un tribunal de Bangkok a tres años y tres meses de cárcel. El pasado 12 de mayo se había declarado culpable de abusar sexualmente de un menor de nacionalidad tailandesa. Esta es la primera de las dos causas en las que Neil aparece como acusado.

El tribunal lo declaró culpable de todos los cargos e inicialmente le impuso una condena de seis años y seis meses de cárcel, que posteriormente redujo al tener en cuenta que había admitido su culpabilidad. Asimismo, Neil deberá pagar 60.000 bhats tailandeses (unos 1.800 dólares estadounidenses) a la familia de la víctima en concepto de indemnización.

Neil, de 33 años, fue detenido por la Real Policía de Tailandia el 19 de octubre de 2007, sólo once días después de que INTERPOL realizara un llamamiento público mundial denominado operación VICO. Este llamamiento se lanzó después de que especialistas en informática de la policía alemana lograran reproducir imágenes precisas del rostro de Neil ‑que aparecía en más de 200 fotografías de abusos sexuales de menores difundidas por Internet, previamente desfigurado por medios digitales a fin de impedir su identificación.

INTERPOL recibió del público más de 300 pistas en respuesta al llamamiento, cinco de las cuales indicaban que Neil, entonces profesor de inglés para estudiantes jóvenes en la República de Corea, podía ser el individuo buscado.

El 11 de octubre INTERPOL puso esas pistas a disposición de la policía tailandesa, al tiempo que Neil huyó de Corea a Tailandia con la esperanza de sustraerse a su detención.

Inmediatamente, la Real Policía de Tailandia siguió las pistas, identificó a las víctimas tailandesas y el 18 de octubre expidió una orden de detención a nombre de Neil, e INTERPOL publicó una notificación roja (aviso sobre personas buscadas por la justicia a escala internacional).

“La detención de Neil fue el resultado de un exhaustivo trabajo coordinado entre INTERPOL y las policías de varios países, primero para identificar a VICO como Christopher Paul Neil, y después para ponerlo en manos de la justicia”, declaró el Secretario General de INTERPOL, Ronald Noble.

“Lo más importante es que la detención y condena del ciudadano canadiense Neil por agresiones sexuales a menores perpetradas en el Sureste de Asia demuestra que INTERPOL está dispuesta a utilizar todos los instrumentos legales disponibles, entre ellos la ayuda de los medios de comunicación y del público, para localizar a estos depredadores dondequiera que se encuentren”, añadió el Sr. Noble.

”Lo que también pone de manifiesto la operación VICO es que, en el siglo XXI, la mejor manera de proteger a nuestros hijos contra los depredadores sexuales consiste en asegurarse de que los organismos policiales de ámbito local, nacional e internacional cooperan a escala mundial, superando las fronteras nacionales y la brecha digital”.

A principios de junio Neil se declaró inocente de un delito similar cometido contra el hermano de la víctima, de 9 años en el momento en que presuntamente ocurrieron los hechos. El juicio en relación con esta causa comenzará el 7 de octubre en Bangkok. Asimismo, Neil está acusado por otros delitos en Camboya